Publicado 11/06/2020 13:51:48 +02:00CET

Experto avisa de que hay infecciones maxilofaciales que pueden requerir ingreso en UCI si no se tratan a tiempo

Close-up of a dentist examining a mature man
Close-up of a dentist examining a mature man - GETTY//STOCKBYTE - Archivo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cirujano maxilofacial de Policlínica Nuestra Señora del Rosario, Enrique Vert, ha avisado, en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, de que hay infecciones maxilofaciales que pueden requerir ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) si no se tratan a tiempo y de forma adecuada.

"Por tumores, muelas del juicio, o sinusitis crónicas, o por cualquier lesión en la boca que dure más de tres semanas es importante acudir a la consulta para programar una biopsia. Las consultas externas y los quirófanos están preparados para atender a los pacientes con los más altas medidas de seguridad", ha señalado el experto.

Dicho esto, ha puesto el acento en otra enfermedad en la que el tiempo juega un papel fundamental: el cáncer oral. "El diagnóstico precoz es esencial en este tipo de cáncer, ya que el tratamiento puede quedar limitado a una pequeña cirugía", ha añadido, para informar de que el cáncer oral en estadios iniciales duele o, como en el caso del cáncer de labio, aparece una pequeña costra que a veces produce un leve sangrado.

"En el caso de cánceres un poco más avanzados a veces dejan de doler hasta que aumentan nuevamente de tamaño y comienzan a invadir otras estructuras. En cualquier caso, para diagnosticar un cáncer oral se recomienda realizar una biopsia de tumoraciones o pequeñas ulceras que persisten por más de tres semanas", ha enfatizado.

DEFORMIDADES FACIALES Y PROBLEMAS FUNCIONALES

Por otro lado, las deformidades faciales pueden suponer un problema estético, pero también funcional. Es en este último caso en el que cobra especial utilidad la cirugía ortognática, cuando hay alteraciones de la oclusión que no se puedan corregir con ortodoncia como mordidas abiertas o grandes discrepancias entre los maxilares por su tamaño o posición.

"Son los ortodoncistas los que deben remitir a los pacientes para una valoración previa al inicio del tratamiento, cuando la ortodoncia no puede solucionar el caso o cuando las discrepancias óseas o la sonrisa gingival sean el principal motivo de preocupación para ellos", ha comentado el cirujano.

Los pacientes pueden también consultar directamente con un especialista maxilofacial cuando les preocupe el exceso o defecto del mentón, o la poca proyección del labio, entre otras alteraciones además de las de la oclusión.