Publicado 18/05/2021 12:06CET

Experta destaca la utilidad de los neumólogos y cirujanos torácicos para aliviar los síntomas del cáncer de pulmón

Archivo - Cáncer de pulmón
Archivo - Cáncer de pulmón - ATS - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La doctora de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid, María Teresa Pérez Warnisher, ha destacado, en el marco de la primera reunión virtual de las áreas de SEPAR, la utilidad del trabajo entre neumólogos y cirujanos torácicos para aliviar los síntomas del cáncer de pulmón.

Asimismo, la experta ha comentado que en España la supervivencia media a 5 años de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón es de un 11 por ciento. Además de tos, disnea, sibilancias y hemoptisis, que aparecen entre el 40 y 85 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón, se suma el dolor como uno de los síntomas más frecuentes, en el caso de los estadios avanzados, así como el estrés emocional que supone enfrentarse a una enfermedad grave.

Para esta especialista es importantísimo introducir desde el diagnóstico de la enfermedad los cuidados paliativos, con el objetivo de proporcionar el mejor apoyo posible en la calidad de vida. "Si bien nuestro papel como neumólogos dentro de la atención a pacientes con cáncer de pulmón se centra en el diagnóstico y estadificación de la enfermedad, no podemos dejar de lado las causas que producen disconfort y tratarlas adecuadamente", ha detallado.

En este sentido, la doctora ha destacado la necesidad de planificar una estrategia adecuada sobre riesgo-beneficio basada en las comorbilidades del paciente, la eficacia de las pruebas y las expectativas de tratamiento.

"Además, otro papel fundamental del neumólogo es el tratamiento de la obstrucción de la vía aérea central y el derrame pleural maligno. Ambas situaciones producen síntomas importantes e incluso amenazantes para la vida por lo que su tratamiento puede mejorar tanto los síntomas como la supervivencia", ha enfatizado.

A su juicio, los cuidados paliativos deben integrarse en todo el proceso de asistencia a los pacientes de cáncer de pulmón, desde un enfoque interdisciplinario, y éste debe incluir también la atención a la familia. "Un enfoque holístico e integrado tiene una repercusión positiva no solo en el enfermo sino también en su entorno", ha añadido.

Por su parte, la cirujana torácica del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, Marta López Porras, ha narrado cómo estos especialistas actúan en el proceso de prevención y alivio del sufrimiento en el cáncer de pulmón.

"Nosotros podemos atacar patologías como el derrame pleural maligno, la obstrucción del árbol traqueo- bronquial de causa neoplásica, el derrame pericárdico maligno o la hemoptisis masiva con el fin de incrementar la calidad de vida, alargar la supervivencia y mejorar las condiciones clínicas del paciente", ha argumentado.

Asimismo, ha informado de que en la actualidad se dispone de varias herramientas endoscópicas, como el empleo de láser, el criocauterio o la colocación de prótesis endobronquiales, que ayudan a desobstruir la vía aérea por afectación tumoral.

Un avance importante dentro de este campo es el uso de técnicas no invasivas que ayudan al control de los pacientes. "Gracias a la mejora de los tratamientos de soporte, el desarrollo de fármacos dirigidos y la inmunoterapia, patologías que antes necesitaban procedimientos más agresivos como intervenciones quirúrgicas resectivas por infecciones o sangrados se puedan controlar por medios menos invasivos", ha zanjado la doctora.