Publicado 22/04/2021 12:47CET

Experta destaca la importancia de la comunicación sanitario-paciente para mejorar la adherencia a los tratamientos

Archivo - Consulta Médico. Médico con una paciente.
Archivo - Consulta Médico. Médico con una paciente. - MAPFRE - Archivo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

La directora Corporativa & Proyectos del Grupo OAT, Amaia Casteig, ha destacado la importancia de la comunicación sanitario-paciente para mejorar la adherencia a los tratamientos, un problema multifactorial y que se da en la mayoría de las enfermedades crónicas.

En algunas publicaciones se resalta que el tiempo medio de atención se sitúa en torno a los 7,4 minutos, de los cuales solo 2,4 minutos están dedicados a explicar el tratamiento. "Esto hace que cuando los pacientes salen de la consulta no recuerden 'casi nada' de todas las explicaciones, ya que su preocupación se centra en el diagnóstico recibido", ha subrayado.

Esta situación dificulta poder comentar en detalle el tratamiento y, por ello, lograr una comunicación eficiente entre profesional sanitario-paciente es uno de los grandes retos para mejorar la adherencia. "La comunicación es muy importante y esta debe ser clara para que el paciente y/o cuidador comprendan toda la información y puedan tener un rol activo en su patología siendo adherentes. Sin embargo, podemos decir que, según todos los profesionales sanitarios, dicha comunicación con sus pacientes es muy limitada", ha detallado esta experta.

Del mismo modo, el médico de Atención Primaria en el CS de Fuencarral (Madrid) y vocal del Comité Científico del Grupo OAT, Carmen Valdés, ha informado de que la comunicación con el paciente es fundamental, ya que la capacidad de entendimiento, de empatía y de motivación da un valor añadido a la manera de entender la enfermedad y asumirla.

A su juicio, si se consiguiese realizar de una manera eficaz, ayudaría a mejorar y a incrementar la adherencia a los tratamientos, además de fomentar estilos de vida saludable entre los pacientes. En ese tiempo limitado del que disponen los profesionales se debe realizar el diagnóstico, determinar un tratamiento, explicar la posología y forma de autoadministración, dispensar y ofrecer recomendaciones, formar e informar sobre la patología y aspectos alrededor de la misma, realizar tareas burocráticas y, además, concienciar sobre la importancia de la adherencia.

Por lo tanto, es clave contar con técnicas de comunicación, a pesar de que, como ha lamentado Valdés, no son impartidas en las facultades de Medicina.

"Cada uno de los profesionales hemos ido aprendiendo un poco de forma autónoma sobre cómo dirigirnos a nuestros pacientes y gestionar incluso las malas noticias. De hecho, se han realizado talleres al respecto, ya que es un hecho que, a día de hoy, la comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes no es todo lo satisfactoria que debería", ha enfatizado.

Para mejorar esta situación, Casteig ha destacado la necesidad de conocer el problema con los factores que le afectan para trabajar en la búsqueda de una comunicación adecuada. "Además, todos somos conscientes que esa 'mala' comunicación provoca, entre otros aspectos negativos, la falta de adherencia y, como consecuencia de ello, una peor evolución de las enfermedades y salud, calidad de vida de los pacientes y aumento de los costes sanitarios", ha señalado.

FORMACIÓN EN HABILIDADES DE COMUNICACIÓN

Otro de los puntos clave, mencionado anteriormente por Valdés, es la formación en habilidades de comunicación para conseguir "fluidez" y manejo en las situaciones más complicadas de nuestra actividad asistencial" en el poco tiempo del que se dispone.

En este sentido, desde el Grupo OAT se ha puesto en marcha un curso 'on line' de 'Coaching en Adherencia' que permite a los profesionales sanitarios, a través de conversaciones transformadoras de menos de tres minutos, ayudar a los pacientes a tomar conciencia e identificar sus barreras limitantes en la adherencia, de tal forma que colaborando conjuntamente con dichos profesionales sanitarios las superen con éxito.

"Por otro lado, debemos hacer planes educacionales específicos para que los pacientes dispongan de la formación e información necesaria sobre su patología, tratamientos, recomendaciones, adherencia, hábitos saludables y apoyo motivacional. El desarrollo de esos planes educacionales es una de las tareas y acciones que desde el Grupo OAT estamos realizando, con contenidos validados por expertos y con la tecnología adecuada para llegar a los distintos perfiles", ha detallado Casteig.