Publicado 17/05/2022 19:16

Experta avala un cuestionario de cribaje de fragilidad en pacientes hospitalizados para valorar el riesgo de caídas

La subdirectora asistencial del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Inmaculada Vázquez, explica como se abordan y gestionan las fracturas por fragilidad.
La subdirectora asistencial del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Inmaculada Vázquez, explica como se abordan y gestionan las fracturas por fragilidad. - EXECUTIVE FORUM

   MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   La subdirectora de Gestión Sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Inmaculada Vázquez, ha defendido que un cuestionario de cribaje de fragilidad es una buena práctica para valorar el riesgo de caídas en las personas hospitalizadas por fracturas por fragilidad, para así planificar acciones dirigidas a la prevención de las caídas.

   Así lo ha manifestado la experta durante su intervención en la charla 'Cómo abordar y gestionar las fracturas por fragilidad', que ha tenido lugar durante la jornada 'Gestión sanitaria del paciente con fractura por fragilidad', organizada por Executive Forum, UCB y Amgen.

   Durante su charla, Vázquez ha defendido que los profesionales deben tener en cuenta en todo momento qué precisan los pacientes y adaptarse a sus necesidades para conseguir la mayor calidad de vida posible y obtener la máxima accesibilidad posible de los recursos sanitarios. Para ello, ha respaldado que se debe realizar una revisión de los riesgos en el hogar, así como revisar la medicación y programar ejercicio físico multicomponente.

   En relación con el periodo perioperatorio, la experta ha abogado por el empleo de anestesia regional en lugar de general; por el uso de colchones antiescaras; la administración de antibióticos profilácticos; y principalmente la intervención quirúrgica en las primeras 24 horas del ingreso.

   "Todas estas medidas permiten la organización en el proceso de atención al paciente con fractura de cadera, así como mejorar los resultados a corto plazo de forma coste-efectiva al disminuir las numerosas complicaciones que acechan a esta frágil población de riesgo, acortando su estancia hospitalaria y fomentando un retorno a la comunidad en las mejores condiciones", ha afirmado.

   Además de Inmaculada Vázquez, en la jornada también ha participado José Pérez Venegas, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla) y Coordinador del Plan Andaluz de Enfermedades Reumáticas y Muscoloesqueléticas, quien ha detallado los principales retos que deben abordar los profesionales en el manejo de la osteoporosis.

   En este sentido, ha sostenido que un equipo multidisciplinar permite mejorar la salud de los pacientes, ya que se debe definir objetivos de tratamiento que permitan simplificar el manejo de los pacientes en riesgo de fractura, también ha manifestado que se deben generar datos "robustos" para realizar un adecuado algoritmo de tratamiento y también tener en cuenta la continuación o modificación del tratamiento, en función de los objetivos predeterminados.

   Por último, la doctora Verónica Pérez del Río, del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Regional Universitario de Málaga, ha tratado los últimos datos del Registro Nacional de Fractura de Cadera (RNFC), que indican que alrededor de 50.000 personas al año en España sufren esta patología y el 30 por ciento de ellos fallece durante el primer año mientras que el 50 por ciento no logra recuperarse totalmente.

   Los últimos datos, con fecha de 2020, señalan que participaron menos hospitales (52) debido a la pandemia, respecto al 2019 (80) aunque, como ha ensalzado la experta, la asistencia sanitaria se mantuvo e incluso se mejoró, como la estancia hospitalaria al reducirse a 9,3 días o la mejora del tratamiento de osteoporosis al mes (55% frente al 43% del 2019).

Más información