Publicado 12/05/2021 18:54CET

El exoesqueleto pediátrico 'Atlas 2030' recibe el marcado CE, lo que permitirá su distribución comercial internacional

El exoesqueleto pediátrico 'Atlas 2030' recibe el marcado CE, lo que permitirá su distribución comercial internacional
El exoesqueleto pediátrico 'Atlas 2030' recibe el marcado CE, lo que permitirá su distribución comercial internacional - MARSI-BIONICS

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El exoesqueleto pediátrico 'Atlas 2030', de la empresa Marsi-Bionics, recibe el marcado CE, lo que supone su homologación comercial lo que permitirá su distribución tanto en España como en el resto de países del espacio económico europeo y aquellos que acepten los estándares de calidad de la UE.

Se trata del primer exoesqueleto pediátrico del mundo. Un desarrollo íntegramente español liderado por la doctora en Ingeniería Industrial e investigadora científica en el Centro de Automática y Robótica (CAR) CSIC-UPM, Elena García Armada.

Es reconocida como una de 30 mujeres más destacadas en el campo de la robótica mundial. Actualmente forma parte del jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

El éxito clínico del exoesqueleto pediátrico radica en su innovación tecnológica ya que sus 10 articulaciones tienen la capacidad de interpretar la intención de movimiento del paciente de forma no invasiva y responder a esta intención en cada paso.

También puede trabajarse de forma pasiva, generando un patrón de marcha específico para cada paciente. Esto permite realizar una terapia muscular integral de una forma lúdica con el niño y la familia mucho más motivadora y efectiva.

Durante los 8 años de desarrollo del exoesqueleto y ensayos clínicos en hospitales de referencia, se ha demostrado que su uso intensivo logra retrasar todas las complicaciones musculoesqueléticas asociadas a la Atrofia Muscular Espinal y la parálisis cerebral.

Este proyecto cuenta, además, con el apoyo de la Fundación ONCE a través del programa 'espacIA' para apoyar proyectos empresariales que den respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad.* La homologación por parte de la Agencia del Medicamento y el Producto Sanitario supone pasar de los laboratorios y ensayos clínicos a los hospitales y clínicas de rehabilitación.

Se va a poder atender a niñas y niños con enfermedades neuromusculares no sólo en España sino también a nivel internacional. Además, el marcado CE supone también confirmar un éxito del proceso de transferencia del conocimiento.

Este proyecto nace como una investigación en Centro de Automática y Robótica del CSIC y Marsi-Bionics ha sido el vehículo para su desarrollo, comprobar su utilidad clínica y ponerlo en el mercado. Se cierra con ello un círculo virtuoso donde la investigación pública acaba logrando un hito tan importante como poner en el mercado el primer exoesqueleto infantil del mundo.