La excesiva masificación de las consultas de Primaria dificulta el desarrollo humanístico de los médicos, según experto

Actualizado 25/03/2011 18:09:03 CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La excesiva burocratización, masificación y tecnificación de las consultas de atención primaria dificulta enormemente el desarrollo de la faceta humanística de los médicos de familia. Así lo ha puesto de manifiesto el director del Instituto de Bioética y Humanidades (IBH) de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), José Hernández Úrculo, en el ciclo de Conferencias del IBH.

A este respecto, Hernández Úrculo, ha asegurado que las "principales responsables" de este tipo de estructura son las administraciones y que el médico "debería gozar de mayor autonomía y disponer de más medios a su alcance".

Asimismo, Hernández Úrculo ha dicho que la comunicación constituye "la gran asignatura pendiente" de la relación médico-paciente. Por ello, considera que "la filosofía actual de la enseñanza de la medicina tiene que cambiar de arriba abajo, pues no es la más adecuada".

Por su parte, el director de Organización y Docencia del IBH de SEMERGEN, José Francisco Díaz Ruiz, ha repasado los orígenes de la bioética y se ha centrado en "uno de los derechos de los pacientes que han surgido a raíz del desarrollo de esta disciplina en España: el testamento vital".

Hoy en día, todas las comunidades autónomas cuentan con una legislación en este sentido, auspiciada a su vez por la Ley de Autonomía del Paciente, de 2002. "La consolidación del registro nacional de voluntades anticipadas está pendiente únicamente de la integración de los datos de unas pocas regiones", explica el experto.

"Al tratarse de un derecho relativamente nuevo, todavía hay que hacer un gran esfuerzo de difusión entre la población general y los propios profesionales sanitarios", asegura Díaz Ruiz.