La evidencia de lesión cardiaca en personas "sanas" podría conducir a un tratamiento más efectivo

Identifican una causa común en los síndromes de muerte súbita
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / GOIR - Archivo
Publicado 24/04/2019 18:24:32CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La nueva evidencia de lesión cardiaca encontrada en personas aparentemente sanas podría ayudar a allanar el camino para un mejor monitoreo a largo plazo de la salud cardiaca y realizar enfoques personalizados para el tratamiento, según un estudio realizado por expertos de las Universidades de Glasgow, Edimburgo, Oxford, Nueva Gales del Sur y Johns Hopkins University y que ha sido publicado en la revista 'Circulation'.

Los investigadores examinaron muestras de sangre extraídas de 19.500 personas sanas de Escocia y encontraron que más de la mitad de ellos mostraron evidencia de haber sufrido alguna lesión en el tejido muscular de sus corazones.

En concreto, analizaron las muestras en busca de evidencia de troponina en el torrente sanguíneo de los voluntarios y relacionaron sus hallazgos con la investigación de seguimiento, realizada en promedio unos ocho años más tarde, para determinar cómo se había visto afectada su futura salud cardiaca.

Las troponinas son proteínas que ayudan a regular las contracciones de los músculos del corazón y cuando se lesionan partes de los músculos del corazón, se liberan en el torrente sanguíneo. Las pruebas de troponina a menudo se usan en un entorno clínico para diagnosticar que un paciente ha sufrido un ataque cardíaco, ya que esta lesión libera grandes cantidades de troponina en la sangre.

Al examinar cada muestra, los investigadores aprovecharon los beneficios de las mejores técnicas de prueba, que ahora son capaces de detectar niveles más bajos de troponina de lo que han sido en el pasado.
Además, observaron evidencia de dos tipos ligeramente diferentes de troponina en las muestras, conocidas como troponina I y troponina T.

Combinadas con los resultados de la investigación de seguimiento, pudieron demostrar que las personas con niveles elevados de troponina I tenían más probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, enfermedades coronarias y ataques cardíacos en el futuro, incluso después de considerar sus otros factores de riesgo para estas afecciones. Ambos tipos de troponina se asociaron con riesgo de muerte e insuficiencia cardiaca.

"Encontramos que más de la mitad de las personas en el grupo generalmente saludable caminaban con niveles detectables de troponina en el torrente sanguíneo, lo que sugiere que ya tenían algún nivel de lesión cardiaca. Si bien es una preocupación obvia que las personas puedan haber sufrido algún daño cardíaco sin darse cuenta, la buena noticia es que las pruebas de troponina son asequibles y ya son comunes en los entornos clínicos", han dicho los expertos.

Contador