Publicado 23/04/2020 13:31:08 +02:00CET

Euskadi inicia el lunes un plan de cribado entre casos con síntomas compatibles pero no sometidos a pruebas

Cartel de Osakidetza con recomendaciones para evitar contagios por coronavirus
Cartel de Osakidetza con recomendaciones para evitar contagios por coronavirus - IREKIA - Archivo

BILBAO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza iniciará el próximo lunes el trabajo de campo en Euskadi para el estudio de seroprevalencia que va a llevar a cabo el Instituto Carlos III, dirigido a la población general en el conjunto del Estado y también un plan selectivo de cribado entre personas que han presentado síntomas compatibles con covid-19 en los momentos de mayor incidencia de la enfermedad, pero a las que no se les realizó la prueba diagnóstica.

En una comparecencia telemática para actualizar los datos de afección de la pandemia de covid-19 en Euskadi, la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha anunciado la puesta en marcha de estas dos iniciativas que se desarrollarán de manera paralela y que supondrán una herramienta para conocer mejor la "dimensión real" del contagio de esta enfermedad y adecuar las medidas de salud pública que permitan hacerle frente de la forma "más eficaz y segura".

De este modo, Osakidetza iniciará el lunes el trabajo de campo del estudio de seroprevalencia entre la población general que desarrolla el Instituto Carlos III en el conjunto del Estado y en el que, en el caso de Euskadi, participarán más de 5.000 personas de manera voluntaria.

Según ha explicado Murga, en este estudio participarán todas las personas que convivan en cada uno de los hogares seleccionados, a los que se les realizará una encuesta y un análisis rápido que se complementará con una muestra de sangre en los centros de salud. El proceso se repetirá en tres ocasiones durante varias semanas.

CRIBADO SELECTIVO

También el lunes se dará comienzo a un plan selectivo de cribado entre personas que han presentado síntomas respiratorios compatibles con covid-19 "durante el periodo de mayor virulencia" y que fueron diagnosticados como posibles casos, pero a los que no se les realizó la prueba diagnóstica. El plan está dirigido, en una primera fase, a 4.147 personas para confirmar cuántas de ellas han pasado la enfermedad y están ya inmunizadas mediante un test de serología.

El Consejo Sanitario comenzó este pasado miércoles a citar a las personas que, de forma voluntaria, participarán en este plan de cribado de posibles pacientes covid-19, para que, a partir del lunes, se les practique la extracción sanguínea en el centro de salud correspondiente.