Actualizado 29/05/2012 15:24:23 +00:00 CET

La Eurocámara alerta de que las mujeres de entre 15 y 24 años son un grupo importante de riesgo de contagio por VIH

VIH
EUROPA PRESS

Doctores advierten de que se sigue detectando tardíamente la infección

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado socialista Andrés Perelló ha alertado este martes de que, según estudios realizados por el Parlamento Europeo, casi el 50 por ciento de los nuevos casos de infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) a nivel europeo son mujeres y, de ellas, el 45 por ciento tienen entre 15 y 24 años, por lo que ha recomendado que las nuevas estrategias en prevención se centren en este segmento de la población.

Estas declaraciones han sido realizadas con motivo de la tercera edición de la reunión 'VIH en España', celebrada en Madrid, y en la que han participado expertos internacionales con el objetivo de aunar esfuerzos para impulsar estrategias de prevención y diagnóstico precoz de esta enfermedad.

De esta manera, Perelló ha explicado que estas mujeres suelen proceder de países de la Europa del Este "que carecen de información importante sobre salud reproductiva y sexual" y que creen tópicos como que los contagios por VIH provienen de hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

Por su parte, el coordinador de la Plataforma VIH en España, el doctor José María Gatell, ha reconocido que llevan más de 25 años recordando que cualquier persona, sea de la condición sexual que sea, puede ser contagiada por este virus. Por lo que "se trata de una enfermedad basicamente de transmisión sexual y se contagia también por vía heterosexual", ha reiterado.

Este experto ha recomendado a los profesionales sanitarios que se impliquen más a la hora de reconocer a potenciales enfermos y que, en este sentido, desde las facultades de Medicina se insista en la educación para la salud pública.

DIAGNÓSTICO PRECOZ

Con todo, el jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Santiago Moreno, ha lamentado que "la mitad de los pacientes se diagnostiquen tardíamente" y, de esta manera, "el tratamiento retroviral sea menos eficaz y la tasa de mortalidad sea mayor".

"Sale infinitamente más caro cuando más tarde en dar la cara el VIH", ha señalado Moreno, quien ha explicado que, según estudios, en el caso de que se tuviese que tratar a una persona diagnosticada precozmente, "se ha constatado que el ahorro económico medio en medicamentos e ingresos hospitalarios es de 1.000 euros al mes".

Asimismo, este experto ha alertado de que las consecuencias del diagnóstico tardío no solo son malas para el individuo "sino también para la comunidad", ya que el afectado trasmite el virus inconscientemente.

Así, en palabras del jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, "se está haciendo mal", pues las personas se siguen infectando y se sigue detectando tardíamente la enfermedad.

Por ello, y tal y como están tratando los expertos durante el encuentro, se necesita un cambio de estrategia y, para ello, hay que implantar "medidas a gran escala", ha apuntado. "Las comunidades autónomas y el Gobierno central deben ser conscientes de este hecho. En ausencia de un marco regulatorio no se va a implantar las pruebas de diagnóstico como nosotros queremos", ha puntualizado Moreno.

De este modo, sus consejos pasan por aumentar las pruebas de diagnóstico a la población que tengan más riesgo de contagio, como personas que ejerzan la prostitución o acudan a consulta por alguna enfermedad de trasmisión sexual, y fijarse en el colectivo más susceptible de mantener relaciones sexuales sin protección y en las zonas con más casos de VIH.

Por su parte, el eurodiputado ha mencionado el Programa de Lucha Contra el VIH para 2009-2013, impulsado por la Comisión de Salud Pública del Parlamento Europeo, que persigue, entre otras cuestiones, poner la vista en colectivos prioritarios, mejorar la concienciación sobre esta enfermedad entre la población y reducir los casos de contagio.

"Hemos visto un avance en los tratamientos", ha reconocido Perelló, quien ha advertido de que los recortes económicos no pueden influir en la prevención y tratamiento del VIH. "Dejar a un inmigrante con VIH en la calle es dejar una bomba suelta", ha denunciado el eurodiputado, quien ha calificado este hecho como "un crimen de lesa humanidad", que supone "sembrar la enfermedad voluntariamente".

Entre 130.000 y 150.000 personas padecen VIH en España pero, de ellas, el 30 por ciento desconoce este hecho. Además, cada año, se diagnostican cerca de 4.000 nuevos casos.