Publicado 09/04/2021 15:50CET

Un estudio refleja la desigualdad de género y el impacto en la salud y calidad de vida de las personas cuidadoras

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Galega de Dano Cerebral (Fegadace) ha presentado este viernes el estudio 'El cuidado informal en el daño cerebral adquirido: impacto en la salud y en la calidad de vida de las personas cuidadoras', que refleja "una gran desigualdad de género" al constar un perfil claramente feminizado: 8 de cada 10 personas cuidadoras son mujeres.

Esta investigación promovida por Fegadace contó con el apoyo de la Fundación Barrié, de la Fundación Roviralta y de la Consellería de Política Social, y fue elaborada por ReTnova Proxectia Consulting, entre otros.

El proyecto ha sido apoyado con una inversión de 7.300 euros y han participado 282 personas encuestadas por vía telefónica. Los resultados del estudio fueron presentados por María Vidal Martínez, consultora senior e investigadora principal del estudio como parte de ReTnova Proxectia Consulting.

Las conclusiones indican una gran desigualdad de género, ya que el perfil de las cuidadoras está claramente feminizado y 8 de cada 10 personas cuidadoras son mujeres. En buena parte de los casos, son cónyuges de la persona afectada.

También se concluye que hay un mayor impacto en la salud y calidad de vida de las mujeres. Estas tienen mayores problemas físicos y mentales asociados a la actividad de los cuidados que los hombres cuidadores, según los datos recopilados por el estudio.

A raíz de esto se muestra que hay más mujeres siguiendo tratamientos, especialmente por trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad.

"Hay un detrimento más severo de la salud y la calidad de vida de las mujeres cuidadoras", expuso María Vidal. Por tanto, desde el estudio se reclama la necesidad de la puesta en marcha de recursos de apoyo y el diseño de medidas con perspectiva de género.

También se concluye la importancia de medidas públicas sociales y sanitarias que contribuyan a mejorar la vida de las personas cuidadoras, especialmente en el ámbito psicológico y emocional.

La presentación contó con el testimonio de María Isabel Pardo, una cuidadora informal que expuso alguno de los problemas recogidos en el estudio, tales como la necesidad de apoyo institucional o los problemas psicológicas derivados del cuidado de una persona dependiente.

UNA REALIDAD

Concluyeron la presentación Raquel Martínez, decana de la Facultad de Socioloxía de la UDC y Antía Pérez, profesora. Ambas expusieron, entre otras cosas, los problemas derivados de la crisis del COVID-19, que han reducido en casi 3.000, las personas beneficiarias de las prestaciones para cuidados de larga duración.

Teresa Presedo, responsable del Área Social de la Fundación Barrié, recalcó que "es la primera investigación de esta índole que se lleva a cabo en Galicia".

"La realidad habitual con la que nos encontramos en las asociaciones es que las principales responsables del cuidado son mujeres. Una desigualdad de género que quisimos estudiar e investigar" recalcó Luciano Fernández, presidente de Fegadace.

El director general de Atención Sociosanitaria de la Consellería de Política Social, Antón Acevedo, quiso visibilizar "la necesidad de descanso y de apoyo físico y psicológico" para las cuidadoras. Apostó por "seguir trabajando en esta línea" y mostró el compromiso de la Xunta "para ayudar a estas mujeres.