Publicado 25/11/2021 15:11CET

Un estudio de oncólogos del Hospital de Jaén demuestra la importancia del asesoramiento genético

Archivo - Acceso al Hospital de Jaén/Archivo
Archivo - Acceso al Hospital de Jaén/Archivo - JAÉN - Archivo

JAÉN, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio desarrollado por oncólogos del Hospital Universitario de Jaén ha demostrado que el asesoramiento genético en tumores de tipo hereditario se ha convertido en "una herramienta clave" para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes con este tipo de cánceres, logrando "un importante beneficio" para ellos y para los familiares que pudieran también tener una mutación genética que puedan predisponerles a un tumor en el futuro.

Según se ha informado desde la Sociedad Andaluza de Oncología Médica, el proceso de asesoramiento genético en cáncer hereditario es un campo que se encuentra en plena expansión, gracias a la búsqueda de mutaciones de predisposición al cáncer en aquellos pacientes que, por antecedentes familiares, cumplen criterios de estudio.

Este proceso, que engloba tanto el diagnóstico como el seguimiento de los portadores de dichas mutaciones y a sus familias, cobra especial importancia ya que, además, permite conocer determinadas alteraciones genéticas que van a guiar las posibles vías de tratamiento para algunos tipos de cáncer, como el de ovario o el de colon.

Es por ello por lo que la Unidad de Cáncer Hereditario del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Jaén ha desarrollado un estudio para profundizar y resaltar la figura del asesor genético, en un contexto marcado por la pandemia de la covid-19, que ha supuesto que la consulta de cáncer hereditario frenara su desarrollo en 2020.

La investigación incluyó un total de 861 estudios realizados a pacientes que, tras un análisis exhaustivo de su historia familiar, cumplieron criterios para la búsqueda de mutaciones de predisposición al cáncer.

Los resultados indicaron que en el 42 por ciento de los casos se detectaron mutaciones proclives a tener un tumor, siendo las más frecuentes las alteraciones en los genes BRCA1, BRCA2, MLH1 y ATM. Asimismo, se detectaron otras mutaciones genéticas menos frecuentes en MSH6, BRIP-1, CHEK-2, MSH2 y MUTYH, entre otros. Destacan los casos de las mutaciones en BRCA1 y BRCA2, con un 33 por ciento y 25 por ciento de los casos que dieron positivos en alteraciones de genes.

Los resultados de este estudio, que se ha presentado en el VIII Congreso de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) celebrado a principios de noviembre en Málaga, señalaron que la figura del asesor genético está ganando peso en las consultas de Oncología Médica en los centros hospitalarios y está suponiendo "una importante ayuda para la detección y tratamiento de los tumores de tipo hereditario".

Contador