Actualizado 25/04/2022 14:08

Un estudio evidencia que se necesitan más tratamientos para la COVID-19 en pacientes en UCI

Archivo - 03 November 2021, Saxony, Dresden: A medic looks after a patient suffering from coronavirus-related complications at the intensive care unit of the Dresden Municipal Hospital.
Archivo - 03 November 2021, Saxony, Dresden: A medic looks after a patient suffering from coronavirus-related complications at the intensive care unit of the Dresden Municipal Hospital. - Robert Michael/dpa-Zentralbild/d - Archivo

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes hospitalizados por COVID-19 están experimentando una menor duración de la estancia en el hospital y la parte que necesita cuidados intensivos ha disminuido desde los primeros días de la pandemia.

Sin embargo, los investigadores resaltan la necesidad continua de un tratamiento más eficaz para los pacientes en estado crítico de la COVID-19 ya ue las tasas de mortalidad general no han variado y la tasa de mortalidad por todas las causas ha aumentado en los enfermos críticos que necesitan ventilación mecánica invasiva o ECMO, según un gran estudio de 853.219 pacientes con COVID-19 (mayores de 18 años) hospitalizados en Estados Unidos entre mayo de 2020 y diciembre de 2021.

Esta investigación, que se presentará en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID, por sus siglas en inlglés) de este año en Lisboa (Portugal), ha analizado los registros de 879 hospitales de 48 estados utilizando la base de datos Premier Healthcare para examinar los patrones de tratamiento y los resultados. Se excluyeron las pacientes embarazadas o con datos incompletos.

Los pacientes eran de mediana edad (63 años de media), la mayoría eran hombres (53%) y de raza blanca (69%), y la mayoría tenían enfermedades crónicas subyacentes, siendo las más comunes la hipertensión arterial (67%), la obesidad (34%), la diabetes (28%), la enfermedad pulmonar crónica (24%) y la enfermedad renal (21%).

Con el tiempo, aumentó el uso de la combinación de tratamientos COVID-19 (figura 2 en las notas a los editores). Por ejemplo, la combinación del fármaco antiviral remdesivir y el corticosteroide dexametasona se utilizó en menos del 1 por ciento de los pacientes en mayo de 2020, y aumentó al 31 por ciento en diciembre de 2021.

Los análisis encontraron que durante este período, las tasas de mortalidad general por todas las causas se mantuvieron estables en el 16 por ciento, mientras que la estancia hospitalaria media (mediana) de los pacientes se redujo de 7 a 6 días, y la estancia en la UCI se mantuvo sin cambios en 5 días. En general, el uso de la UCI en estos pacientes de COVID-19 disminuyó del 34 por ciento en mayo de 2020 al 27 por ciento en diciembre de 2021.

Sin embargo, en el caso de los pacientes sometidos a ventilación mecánica invasiva o ECMO, el uso de la UCI se mantuvo consistentemente alto en el 90 por ciento, y la tasa de mortalidad por todas las causas aumentó del 48 al 59 por ciento.

"Nuestros resultados subrayan la necesidad continua de un tratamiento más eficaz para los pacientes en estado crítico de la COVID-19, así como de más opciones de tratamiento que aumenten las posibilidades de recuperación de las personas que están extremadamente enfermas para que puedan abandonar el hospital más pronto. Se necesita más investigación para examinar las tendencias en subgrupos específicos de pacientes con COVID-19, como las personas mayores, las inmunodeprimidas y las que padecen enfermedades crónicas, que cada vez corren más riesgo de enfermar gravemente por COVID-19", ha comentado el profesor David Wohl, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Estados Unidos).