Publicado 16/06/2021 18:51CET

Un estudio acredita la eficacia de cribar la hepatitis C en los servicios de Urgencias

Archivo - Hepatitis C treatment  Hepatitis C - sexually transmitted disease blood test and treatment
Archivo - Hepatitis C treatment Hepatitis C - sexually transmitted disease blood test and treatment - HAILSHADOW - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona inició a principios de 2020 en el servicio de Urgencias un programa de cribado de la hepatitis C, cuyos resultados han sido evaluados por un estudio dirigido por el jefe Clínico de Hepatología del hospital, María Buti.

En el periodo entre febrero de 2020 y marzo de 2021 se cribaron un total de 8.268 personas, todas las que pasaron por el servicio de urgencias y requirieron extracción de sangre. El cuatro por ciento de ellas (331 personas) dio positivo en la prueba de hepatitis C, en tanto que el 0,7 por ciento (57 personas) presentó infección activa.

Estos datos de prevalencia son muy superiores a los encontrados por la Encuesta de Seroprevalencia publicada por el Ministerio de Sanidad en población general que acude a Atención Primaria. Según esta encuesta, la prevalencia de hepatitis C en España es de aproximadamente el 0,8 por ciento, mientras que la infección activa llega al 0,22 por ciento.

El estudio realizado en el Hospital Universitario Vall d' Hebron revela por tanto que hay un infradiagnóstico importante y que las cifras reales de prevalencia son probablemente más altas y sobre todo muestra la eficacia de aplicar programas de cribado en los servicios de Urgencia.

En el estudio del Vall D' Hebron, presentado en el 46 Congreso de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que se celebra entre el 14 y el 16 de junio en Madrid, los factores de riesgo asociados al diagnóstico de hepatitis C fueron los siguientes: 34 (10%) coinfección por VIH; 50 (15%) usuarios de drogas; 75 (23%) consumo de alcohol; y 118 (36%) diagnosticados de trastorno psiquiátrico, principalmente por abuso de sustancias (53%) y/o síndrome ansioso-depresivo (38%).

El 45 por ciento de los pacientes positivos y el 26 por ciento con infección activa desconocían que tenían la hepatitis C. De estos el 60 por ciento tenían una determinación de viremia anterior pero no habían sido derivados al especialista. Más de la mitad de los pacientes con viremia presentaron fibrosis avanzada. Todos los pacientes con infección activa fueron evaluados por un hepatólogo 23 (el 40%) fueron candidatos a tratamiento.

"El cribado en urgencias permite vincular y tratar un elevado número de pacientes. Daríamos un gran paso en la eliminación de la hepatitis C en nuestro país tan solo con implementar estrategias tan sencillas y costoeficientes como la de realizar la prueba a todas las personas que ingresan el hospital si previamente no la tenían", ha zanjado doctora Buti.