Publicado 06/10/2020 17:07CET

Los españoles suspenden al Gobierno en la gestión de la Covid-19, según un estudio internacional en 19 países

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), preside la reunión del Comité de Seguimiento del coronavirus, a la que asiste el ministro de Sanidad, Salvador Illa (2i), en el Complejo de la Moncloa, Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), preside la reunión del Comité de Seguimiento del coronavirus, a la que asiste el ministro de Sanidad, Salvador Illa (2i), en el Complejo de la Moncloa, Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020. - Moncloa

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los españoles suspenden al Gobierno en la gestión de la Covid-19, según una investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) en colaboración con la City University of New York Graduate School of Public Health (CUNY SPH) y otras instituciones internacionales, donde ciudadanos de 19 países han valorado las actuaciones de sus respectivos gobiernos para el control de la pandemia.

Los resultados, que han sido publicados este lunes en la revista científica 'Plos One', sitúan a España a la cola con una nota media de 44,68 sobre 100, ocupando el puesto decimoquinto. Muy por encima, y casi llegando al sobresaliente, encabeza la lista China cuyos ciudadanos da su Gobierno una nota de 80,48, se sigue Corea del Sur (74,54), Suráfrica (64,62), India (63,88), Alemania (61,32), Canadá (61,00), Singapur (57,55), Italia (51,71) y Estados Unidos (50,57).

Encabezando la lista de los países suspendido por su gestión, se encuentra Francia (49,2) que roza el aprobado, seguido de Rusia (48,85), Reino Unido (48,66), México (46,48), Nigeria (46,32), España (44,68), Suecia (42,07), Polonia (41,28), Brasil (36,35) y, con el peor resultado, Ecuador (35,76).

La respuesta frente a la pandemia de COVID-19 ha variado considerablemente entre países. Aunque la mayoría de gobiernos han impuesto una serie de medidas comunes, incluyendo restricciones de movilidad, cierre de negocios, lugares de culto o escuelas, y confinamientos, lo han hecho de manera y en tiempos diferentes. Un elemento clave para determinar el curso de una pandemia es el grado de cumplimiento de dichas medidas por parte de la población, y esto depende a la vez de varios factores, como la confianza en el gobierno y la claridad de la información proporcionada por las autoridades.

En España la actividad mejor valorada fue la relativa a la cooperación del gobierno con otros países y organismos internacionales como la OMS (con una puntuación media de 3,46 sobre 5), mientras que el peor calificado fue el de acceso a pruebas diagnósticas COVID-19 gratuitas y fiables en caso de tener síntomas (2,09 sobre 5).

En todos los países, las cuestiones relativas a la protección y asistencia a grupos vulnerables y a la ayuda para cubrir necesidades básicas de ingresos, comida y abrigo obtuvieron una puntuación muy por debajo de la media, lo cual subraya la necesidad de atender de manera particular a la población más vulnerable. La atención a la salud mental fue el asunto con la peor nota promedio entre países.

Estos datos se desprenden del análisis de los primeros resultados obtenidos de las respuestas de 13.400 participantes (748 encuestados en España), mediante el cuestionario COVID-SCORE, una herramienta para evaluar la percepción pública de la respuesta a la pandemia, que pretende ayudar a los responsables de salud pública y a otros tomadores de decisiones a detectar y corregir fallos en aspectos clave de la respuesta de un país, así como a evaluar tendencias a medida que la pandemia evoluciona.

"Esta herramienta es fácil de implementar y puede guiar a autoridades y a la comunidad científica en el diseño de medidas para hacer frente a la pandemia," señala Jeffrey V. Lazarus, investigador de ISGlobal, quien coordinó, en colaboración con colegas internacionales, el desarrollo de COVID-SCORE.

Contador