Un ensayo muestra resultados prometedores en un nuevo tratamiento contra la porfiria aguda

Manos, scleroderma, esclerodermia
GETTY - Archivo
Publicado 08/02/2019 12:43:03CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un ensayo clínico liderado por investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) ha evidenciado resultados prometedores en un nuevo tratamiento contra la porfiria aguda, un grupo de enfermedades poco comunes que pueden causar ataques graves y potencialmente mortales de dolor abdominal, náuseas, vómitos y parálisis.

Actualmente, el trasplante de hígado es el único tratamiento eficaz disponible para los pacientes más gravemente afectados. La porfiria es causada por diferentes trastornos hereditarios en la síntesis de hemo, el componente de unión a oxígeno de los glóbulos rojos. El hemo también es necesario para el metabolismo de ciertas drogas y hormonas por el hígado. Cuando el hígado no puede sintetizarlo correctamente, las sustancias tóxicas llamadas metabolitos de la porfirina se acumulan en el cuerpo, lo que provoca ataques agudos de porfiria.

La porfiria aguda intermitente es la forma más común de porfiria aguda. Los pacientes que sufren ataques agudos se tratan con una infusión que contiene una forma de hemo llamada hemina, que suprime la formación de metabolitos tóxicos. "Hemina ha salvado la vida de muchos pacientes y seguirá siendo importante, pero es solo para el tratamiento agudo. Para los pacientes con ataques recurrentes, no hay otro tratamiento curativo disponible que el trasplante de hígado", explica la autora principal del estudio, Eliane Sardh.

El nuevo fármaco candidato givosiran, desarrollado por Alnylam Pharmaceuticals, ha mostrado resultados prometedores en un estudio clínico de fase I en 40 pacientes. En el estudio, publicado en la revista 'The New England Journal of Medicine', la administración de givosiran redujo el número de ataques agudos en los pacientes hasta en un 79 por ciento, y la necesidad de hemina disminuyó hasta en un 83 por ciento.

El candidato a fármaco se basa en un método natural de inhibición de la expresión génica llamado ARN de interferencia (RNAi). "Givosiran regula a la baja ALAS1, el regulador clave de la vía de síntesis del hemo hepático, que reduce los metabolitos tóxicos sin el uso de hemina. También tiene un efecto duradero de al menos un mes, lo que nos brinda un medio eficaz para prevenir ataques agudos en pacientes con porfiria gravemente afectados que tienen opciones de tratamiento limitadas", detalla la investigadora.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) han acelerado el proceso de revisión, lo que podría significar que el medicamento esté disponible a principios de 2020. Los pacientes que participaron en la fase I del estudio permanecerán con el tratamiento de givosiran en un estudio combinado de fase I/II, y se esperan los resultados completos de un estudio de fase III en 94 pacientes de todo el mundo en la primavera de 2019.

Contador