Publicado 05/01/2021 07:39CET

Un enfoque combinado impulsa la inmunoterapia contra el cáncer de mama

Mujer cáncer
Mujer cáncer - GETTY

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La activación de una vía de señalización inmunológica mejor conocida por combatir infecciones virales y bacterianas puede aumentar la capacidad de las células T modificadas genéticamente para erradicar el cáncer de mama en ratones, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

El estudio, que se publica en el 'Journal of Experimental Medicine' (JEM), sugiere que las células CAR-T, que ya se usan para tratar ciertos cánceres de sangre en humanos, también pueden tener éxito contra tumores sólidos si se combinan con otros enfoques inmunoterapéuticos.

Las células T del receptor de antígeno quimérico (CAR) son un tipo de glóbulo blanco que ha sido diseñado genéticamente para reconocer y atacar las células cancerosas que expresan proteínas específicas en su superficie. Se han utilizado con éxito para tratar a pacientes con linfomas de células B y actualmente se encuentran en ensayos clínicos para el tratamiento de muchos otros tipos de cáncer de la sangre.

"Sin embargo, la actividad clínica de las células CAR-T en pacientes o modelos animales con tumores sólidos ha sido modesta", explica Jonathan S. Serody, profesor de Medicina, Microbiología e Inmunología de Elizabeth Thomas y director del Programa de Terapia Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.

Las células CAR-T pueden ser menos efectivas contra los tumores sólidos porque tienen que migrar a los tumores y luego sobrevivir el tiempo suficiente para destruir todas las células tumorales. Además, las células y moléculas que rodean a los tumores suelen ser inmunosupresores, lo que activa un punto de control inmunológico que hace que las células CAR-T pierdan su actividad.

En el nuevo estudio, Serody y sus colegas probaron varias estrategias para aumentar la eficacia de las células CAR-T en un modelo de ratón de cáncer de mama. Una estrategia eficaz fue tratar simultáneamente a los ratones con fármacos, como cGAMP, que activan la vía STING, una vía de señalización de células inmunitarias que normalmente induce inflamación en respuesta a virus o bacterias invasoras.

La activación de la vía STING creó un entorno proinflamatorio dentro de los tumores de ratón, mejorando la capacidad de las células CAR T para acumularse y atacar las células tumorales. La acumulación fue particularmente grande cuando los ratones fueron infundidos con células CAR T que producen la molécula de señalización inmune IL-17A, en comparación con las células CAR-T generadas usando técnicas estándar.

Serody y sus colegas determinaron que el ataque de las células CAR-T podría mantenerse durante períodos más prolongados si los ratones también fueran tratados con anticuerpos terapéuticos que agotan las células inmunosupresoras del entorno tumoral y evitan que el punto de control inmune desactive las células CAR-T. Los investigadores encontraron que la combinación de todos estos enfoques condujo a la erradicación completa de los tumores de mama.

"El cGAMP se encuentra en ensayos clínicos para el tratamiento de pacientes con cáncer, hay varios ensayos clínicos en curso que utilizan enfoques para inhibir las células inmunosupresoras para pacientes con enfermedad maligna, y actualmente hay ensayos clínicos que evalúan la combinación de células T con CAR con bloqueo de puntos de control inmunológico --señala Serody--. Juntos, por lo tanto, nuestros datos sugieren una estrategia viable para impulsar la actividad CAR-T en tumores sólidos".

Contador

Para leer más