Enfermos con Alzheimer quieren tener derecho a ir a Urgencias acompañados

Actualizado 17/01/2011 11:34:29 CET
Anciano, jubilado, pensionista
EP

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional del Alzheimer (AFAL) reclama una regulación específica que permita a estos pacientes acudir a las consultas de Urgencias acompañados de algún familiar, ya que actualmente no está permitido en casi ninguna comunidad, según asegura María Jesus Morala, portavoz de esta entidad.

"Son un colectivo singular", asegura esta experta en declaraciones a Europa Press, que "en ocasiones pueden aturdirse cuando acuden a una consulta de Urgencias o se ven obligados a esperar varias horas hasta ser atendidos", de ahí la importancia de que haya un familiar que "le acompañe en todo momento".

Sin embargo, Morala explica que tan sólo en Andalucía, Canarias y Castilla y León está reconocido el derecho de estos pacientes a ir siempre acompañados, una medida que a su juicio debería quedar incluida dentro de la Ley de Cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS), para que fuese "de obligado cumplimiento" en todas las comunidades.

Igualmente, también reclaman que "no están en las mismas condiciones de acceso" a los cuidados paliativos que los enfermos de cáncer, así como que "se eliminen los visados de inspección" para medicamentos que existen en muchas comunidades, ya que "complican el trabajo diario de los cuidadores".

"Los familiares son los que, en la mayoría de casos, se encargan de cuidar a estos pacientes", según denuncia Morala, de ahí que reclame un mayor apoyo por parte de las instituciones tanto "a la hora de enseñarles a manejar la enfermedad" como en el aspecto económico, ya que "la mayor parte de los costes directos e indirectos de la enfermedad, unos 35.000 euros al año, los asume la familia".

Además, critica que algunas comunidades no destinan ninguna subvención a tutelar a aquellos pacientes que no tienen ningún familiar que se pueda hacer cargo de su cuidado.

Una de las iniciativas destinadas a mejorar esta situación era la Ley de Dependencia aunque, según la portavoz de AFAL, la falta de desarrollo normativo y la actual crisis económica "la han convertido en una medida poco eficaz".