Piden un enfermero en cada centro escolar para fomentar la salud entre los jóvenes

Satse y otras organizaciones piden que haya un enfermero en cada centro escolar
SATSE
Actualizado 02/04/2019 13:10:41 CET

La medida costaría "800 millones de euros al año"

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (Satse), el Foro Español de Pacientes (FEP), el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública (ANPE) y la Federación Española de Diabetes (FEDE) han reclamado la implementación de al menos un enfermero en cada uno de los 32.000 centros escolares españoles, tanto públicos como privados, para realizar labores de prevención y educación en salud de hábitos saludables entre los jóvenes.

El coste de esta medida, según las estimaciones de estas organizaciones, se situaría en "800 millones de euros al año". Sin embargo, reivindican como coste-efectiva la labor que realizaría el enfermero en los lugares educativos, a través de la administración de vacunas, control de medicación de los alumnos, asistencia en accidentes o traumatismos, ayuda a niños con necesidades especiales, promoción de hábitos saludables o formación al profesorado en materias sanitarias como primeros auxilios.

No estaría entre sus funciones sustituir al profesorado en labores de formación del alumnado, según ha puntualizado el presidente de ANPE, Nicolás Fernández. "No sería un profesor con una asignatura, pero ayudaría al profesorado y a la atención directa al alumno colaborando en actividades educativas de formación en salud, higiene bucodental, asesoramiento, etc.", ha comentado. El enfermero pertenecería a las consejerías autonómicas de Sanidad, aunque tendría "dedicación exclusiva" con el centro, o varios en el caso de poblaciones muy rurales.

En la actualidad, más de 8,5 millones de niños y jóvenes cursan sus estudios en los 32.000 centros escolares españoles. A pesar de ello, estas asociaciones, que han formado una plataforma para reclamar la implantación de un enfermero por centro, denuncian que "la inmensa mayoría" no cuentan con esta figura, que "ya está plenamente consolidada" en Reino Unido, Francia, Canadá o Suecia. En España, el modelo más cercano al que proponen es Canarias, junto a otros progamas piloto en Murcia, Castilla y León o País Vasco.

"Los alumnos pasan más horas en la escuela que en su domicilio, por eso es tan importante que adquieran esos hábitos en el centro. La educación para la salud es una herramienta básica para la prevención y cuidado de los jóvenes. Es beneficiosa tanto para enfermos crónicos, como para los padres, a los que aporta tranquilidad, y los profesionales, a los que ayuda, porque no estamos preparados para realizar atención sanitaria", ha explicado el presidente de ANPE.

En la misma línea, el presidente de FEDE y de FEP, Andoni Lorenzo, ha incidido en que, como padres, quieren que sus hijos "sean atendidos por profesionales". "Necesitamos un marco jurídico legal que regule la figura del enfermero escolar. Por ejemplo, en el ámbito laboral, una empresa con más de 100 trabajadores está obligada a tener al menos un médico. Sin embargo, en colegios con más de 1.000 alumnos no hay ningún sanitario", ha expuesto.

Así, resumen que incorporar a un enfermero a los centros educativos aportaría "tranquilidad" a los padres y favorecería su conciliación para atender posibles pequeños problemas de salud de sus hijos, y a los profesores les "liberaría" de la responsabilidad de atender a los alumnos en terrenos donde "no están formados ni tienen competencias".

PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE HÁBITOS SALUDABLES

A su juicio, ayudaría a reducir, entre otros aspectos, la tasa de obesidad infantil, donde España es el segundo país europeo en prevalencia, según datos de la OCDE. Además, ayudaría a los 10.000 menores de 15 años que tienen diabetes tipo 2, y a otros tantos que tienen diferentes patologías como epilepsia, asma, bronquitis, anorexia, bulimia o problemas de índole sexual. Aquí entraría el enfermero escolar, para atender a estos jóvenes y, además, formarles en buenos hábitos que prevengan enfermedades futuras.

Según las organizaciones impulsoras de esta iniciativa, los 800 millones anuales de coste se suplirían, por ejemplo, paliando el sobrecoste de 2.000 millones de euros al año que cuesta la obesidad en España, según un estudio del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Mécicas. Esta cifra podría superar los 3.000 millones anuales en 2030. Por su parte, FEDE cifra en más de 5.000 millones al año los costes directos de la diabetes (tratamientos y hospitalizaciones) y en más de 17.000 millones los indirectos (absentismo laboral, jubilaciones anticipadas o gastos sociales).

"El centro escolar constituye el lugar idóneo no solo para la promoción de hábitos de vida saludables, sino también para la vigilancia del crecimiento y desarrollo óptimo del menor, al integrar las estrategias de cuidados en el entorno habitual de socialización y aprendizaje de los niños en edad infantil, así como de la población juvenil", reivindican estas asociaciones.

Con todas estas reclamaciones, la plataforma va a comenzar ahora varias iniciativas para lograr la implantación efectiva. Entre otras, van a realizar una recogida de firmas a través de Internet, elaborarán una PNL tipo para los parlamentos autonómicos, e intentarán mantener reuniones con los próximos ministros de Educación y Sanidad, los consejeros autonómicos de ambas ramas, el Defensor del Menor, el Defensor del Pueblo o el Consejo Escolar.

Contador