Publicado 11/11/2021 14:35CET

Endocrinóloga del H. La Luz aboga por tratar la salud mental en el abordaje multidisciplinar de la diabetes

Archivo - Medidor de glucosa diabetes. Tira reactiva glucómetro.
Archivo - Medidor de glucosa diabetes. Tira reactiva glucómetro. - MARILYN NIEVES / MARILYN NIEVES - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La diabetes es una de las enfermedades crónicas que más apoyo psicológico necesita para la aceptación y adaptación a los cambios tras el diagnóstico que serán los que, con la motivación de la propia persona, influirán en la mejor o peor evolución de la enfermedad, según ha indicado la doctora María Luisa de Mingo, jefa de servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz, del Grupo Quirónsalud.

Este llamamiento coincide con la próxima celebración del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este domingo 14 de noviembre. Una enfermedad que, según datos que recoge Quirónsalud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad hay más de 400 millones de personas con diabetes en el mundo y se calcula que las muertes por ella aumentarán más de un 50 por ciento en los próximos diez años.

En este sentido, la doctora De Mingo recuerda que la diabetes es una de las enfermedades crónicas que más apoyo psicológico necesita para la aceptación y adaptación a los cambios tras el diagnóstico que serán los que, con la motivación de la propia persona, influirán en la mejor o peor evolución de la enfermedad.

Según esta experta, el diagnóstico de la diabetes, especialmente el tipo 1 en niños, supone una crisis y un estrés psicosocial tanto para el paciente como para su familia por los cambios en el estilo de vida y el autocontrol que se deben tener. "Tras el diagnóstico de la diabetes se puede producir un trastorno adaptativo que es una reacción exagerada a la esperable y que es transitorio pudiendo durar unos nueve meses con la aparición de síntomas ansiosos-depresivos, alteración del sueño o aislamiento social", ha asegurado.

Además, ha añadido que, en algunos casos, se produce la búsqueda de segundas opiniones porque los pacientes "no creen que les pueda estar pasando a ellos". "La rabia lleva a buscar un factor culpable de la enfermedad. Otros entran en depresión y en tristeza y creen no poder alcanzar las metas a conseguir", ha explicado.

Entre los trastornos más frecuentes, el Grupo QuirónSalud señala que los principales son el estrés, ansiedad y angustia pero, en el caso de las mujeres, son más frecuentes los trastornos de la conducta alimentaria.

La experta también ha sostenido que la autoimagen negativa como persona "defectuosa" y "diferente" genera un sentimiento de inferioridad y miedo al rechazo social, por ejemplo, los niños en cumpleaños de amigos. Además, puede ser factor de riesgo de complicaciones y de una reducción de la calidad de vida.

Contador