Publicado 06/09/2021 10:04CET

Empresas.-Vithas Valencia realiza con éxito un cateterismo a una niña de corta edad de una dolencia cardiaca congénita

Unidad de Hemodinámica de Vithas Valencia 9 de Octubre
Unidad de Hemodinámica de Vithas Valencia 9 de Octubre - VITHAS VALENCIA

VALÈNCIA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Médicos de la Unidad de Hemodinámica Pediátrica del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre de València han llevado a cabo con éxito un cateterismo a una niña de corta edad, afectada de una dolencia cardiaca congénita. Esta unidad, que dirige el doctor José Ignacio Carrasco desde hace más de 20 años, es en la actualidad la única a nivel privado que trata pacientes de edad pediátrica por cateterismo en toda la Comunitat Valenciana.

La paciente fue remitida a la Unidad de Cardiología Pediátrica y Hemodinámica Infantil del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre. La niña estaba diagnosticada de un ductus arterioso persistente, es decir, una cardiopatía congénita que condiciona un paso de sangre entre las arterias aorta y pulmonar, sobrecargando el corazón, según ha informado el centro en un comunicado.

Tal como explica el doctor Carrasco, "el cateterismo, --en este caso evita la realización de una cirugía, procedimiento alternativo y mucho más agresivo para estos pequeños pacientes--, consiste en la introducción de pequeños catéteres desde vasos de la pierna (arteria y/o vena) con los que se accede al corazón y grandes vasos, tratando la lesión. En el caso de la paciente, cerrando el ductus con un pequeño dispositivo de oclusión vascular", ha detallado el especialista.

Estos procedimientos se llevan a cabo en una sala especialmente dotada con la tecnología apropiada para la adquisición de imágenes, monitorización hemodinámica y control anestésico del paciente. Los niños atendidos en esta Unidad son tratados de forma "personalizada" previamente y a su llegada al Hospital, el mismo día de la intervención. En este caso, se realizó con éxito el 18 de junio.

La enfermera supervisora del área de pediatría, Pilar Gallent, los acompaña a la UCI pediátrica donde ingresan en una habitación individual y permanecen acompañados por sus padres en todo momento, antes y después del cateterismo, hasta que son dados de alta tras unas horas de observación y cuando se objetiva por el personal médico y de enfermería una completa normalidad clínica.

"De esta manera, mediante procedimientos mínimamente invasivos, se tratan una gran parte de las cardiopatías congénitas que son atendidas en la unidad con excelentes resultados, muy cortas estancias hospitalarias y muy escasas complicaciones secundarias al mismo", ha explicado.

MÁS DE 2.000 PACIENTES AL AÑO

La Unidad de Hemodinámica forma parte del Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Vithas 9 de Octubre y atiende más de 2.000 pacientes al año, realizando unas 4.600 técnicas de forma autónoma, englobando el diagnóstico, control, tratamiento y seguimiento de los problemas cardiacos desde el feto hasta la adolescencia, así como de la valoración cardiológica completa de niños como estudio previo a practica deportiva.

El equipo médico de la Unidad lo forman dos cardiólogos pediátricos con amplia experiencia en el tratamiento de niños con cardiopatías congénitas: el doctor José Ignacio Carrasco y el doctor Antonio Sánchez. Ambos trabajan en estrecha colaboración con pediatras generales, intensivistas y anestesistas pediátricos, personal de enfermería y cirujanos cardiovasculares, constituyendo un equipo multidisciplinar de alta especialización.

La unidad cuenta con dos ecocardiógrafos de alta gama, uno de ellos equipado con la última tecnología para el diagnóstico y asesoramiento de las cardiopatías en época fetal (ecocardiografía fetal), sistemas de registro puntual y continuo de electrocardiograma (Holter) y un cicloergómetro adecuado para realización de pruebas de esfuerzo en edad pediátrica.

Contador