El ejercicio físico preventivo pautado por un fisioterapeuta puede ayudar a evitar enfermedades cardiovasculares

Fisioterapia, fisioterapeuta
FLICKR - Archivo
Publicado 14/03/2019 18:55:01CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ejercicio físico preventivo pautado por un fisioterapeuta puede ayudar a evitar enfermedades cardiovasculares, según ha informado el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), con motivo del Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular.

En este sentido, el organismo ha recordado que, si bien hay factores de riesgo como la genética o la edad que no son modificables, algunos de los más comunes son la obesidad, la diabetes, el tabaquismo y el sedentarismo, que sí son modificables y que pueden ser evitados con prevención y un estilo de vida saludable.

"El fisioterapeuta es un pilar básico y de referencia en el uso del ejercicio físico, tanto a nivel preventivo, como de recuperación funcional en las enfermedades cardiovasculares, pues tiene competencia, tanto en el ámbito de la aplicación técnica del ejercicio físico como herramienta terapéutica, como por su formación como agente y educador para la salud", explica el especialista en Rehabilitación Cardiaca y portavoz del CPFCM, Joaquín Domínguez Paniagua.

Así, prosigue, el ejercicio físico es un importante factor cardioprotector y un elemento vertebral de un estilo de vida saludable para el corazón, por lo que ha recomendado llevar a cabo 150 minutos semanales de actividades moderadas o 75 de ejercicio intenso para mantener una buena salud cardiaca.

"En cualquier caso, cuando la prevención fracasa, la mayoría de los pacientes que han sufrido alguna enfermedad cardiovascular deben seguir programas multidisciplinares de rehabilitación cardiaca en los que de nuevo el ejercicio físico vertebra la recuperación del paciente", ha detallado este experto.

Por último, ha recordado que, aunque en España está clasificado como país de bajo riesgo en mortalidad provocada por este tipo de enfermedades, el gasto sanitario que producen estas enfermedades en la eurozona gira en torno a los 196.000 millones anuales y, en muchos casos, con prevención, podrían evitarse.

Contador