El ejercicio físico, fundamental para el tratamiento y prevención de enfermedades reumáticas

Una de cada cuatro personas mayores de 20 años en España padece una enfermedad r
SOCIEDA ESPAÑOLA DE REUMATOLOGÍA (SER)
Publicado 19/03/2019 12:35:59CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cuatro personas mayores de 20 años padecen una de las más de 200 enfermedades reumáticas existentes, según los datos del estudio de EPISER 2018, por ello, desde SER han asegurado que el ejercicio físico presenta gran importancia para su prevención y tratamiento.

Practicar deporte de forma habitual, mantener una dieta equilibrada y evitar el tabaco son algunos de los factores claves para prevenir esta patología. La doctora Montserrat Romera, responsable de la Comisión de Comunicación, RSC y Pacientes de la Sociedad Española de Reumatología, ha explicado que el ejercicio físico "aumenta la fuerza muscular y la masa ósea, mejora la movilidad articular y reduce el riesgo de caídas".

En este contexto, la Sociedad Española de Reumatología (SER) ha iniciado la campaña 'Por tus huesos, ponte en forma', con la participación de Metropolitan, para sensibilizar y concienciar a la población sobre la importancia de la práctica deportiva en las enfermedades reumáticas a través de actividades y talleres de formación que se realizarán en diferentes ciudades.

Desde esta sociedad han asegurado que el ejercicio regular conlleva beneficios en el aparato locomotor y, además, se ha demostrado que en la osteoporosis tiene mayor efecto en las mujeres.

También, han explicado que realizar ejercicio con carga contribuye a tener unos huesos más fuertes, ya que por cada aumento del 1 por ciento de cantidad mineral ósea inducido por actividad física se produce un aumento de entre el 7 y el 12 por ciento en la resistencia ósea, además, la actividad física disminuye el riesgo cardiovascular.

Sin embargo, antes de realizar cualquier actividad deportiva de manera imprudente, la SER ha aconsejado adecuar el ejercicio a cada persona en función de la edad, características física y personas, situación cardiovascular, entrenamiento previo y la patología que padece.

En este sentido, la doctora Romera ha recordado que es importante mantener un peso acorde con la talla de cada persona y que el ejercicio físico ayuda a mejorar el perfil lípido y la composición corporal.

"Además de mejorar la forma física, con la práctica deportiva se potencia la capacidad y el acondicionamiento muscular, protegiendo así a la articulación a través de la disminución de carga", ha concluido la especialista.