EEUU.- El Gobierno estadounidense recurrirá el fallo judicial contra la reforma sanitaria

Actualizado 01/02/2011 10:20:54 CET

WASHINGTON, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos recurrirá ante los tribunales el fallo de un juez federal que declaró este lunes inconstitucional la reforma sanitaria promovida por el presidente, Barack Obama, según ha confirmado la portavoz del Departamento de Justicia, Tracy Schmaler.

La resolución del juez de Florida Roger Vinson declara que las autoridades federales se excedieron en sus competencias al obligar a que todas las personas adquieran un seguro médico para el año 2014. Sin embargo, Schmaler considera que este punto, por el que se ha vetado toda la ley, es legal y, por tanto, llevarán el caso ante un tribunal de apelaciones.

Schmaler ha subrayado que la administración discrepa "rotundamente" con la resolución de Vilson y se ha mostrado confiada en que finalmente la Justicia dará la razón a la Administración Obama, informa la cadena NBC. La portavoz ha recordado que la ley contempla una "importante protección" para millones de estadounidenses que carecen de asistencia médica.

Vinson ha escrito en su resolución de 78 páginas que el denominado "mandato individual" es "inconstitucional" y no puede ser separado del resto de la norma, por lo que la declara "nula" en su totalidad. "Ha sido una decisión difícil y soy consciente de que tendrá implicaciones imprevisibles", añade el texto.

El juez, designado en 1983 por Ronald Reagan, se suma de esta forma a una postura ya manifestada por los gobernadores y fiscales generales de 26 estados norteamericanos.

Aunque dos jueces federales han rechazado las demandas contra la reforma, la decisión de Vinson cuenta con el precedente de otra adoptada en diciembre por el juez Henry Hudson, que también consideró que la obligatoriedad de adquirir un seguro representa una extensión "sin precedentes" de las competencias de las autoridades federales.

Vinson deja claro que, aunque Washington se ha excedido en sus competencias, no quiere decir "que el Congreso carezca de poder para resolver los problemas y las desigualdades del sistema de asistencia sanitaria", informan los medios norteamericanos.

La polémica terminará previsiblemente en el Tribunal Supremo, lo que deja en el aire una de las legislaciones más ambiciosas de Obama y con la que se pretendía extender la asistencia sanitaria a más de 30 millones de personas que carecen de seguro. Además, la ley impide a los seguros que rechacen a clientes por su estado de salud.