EEUU.- Desarrollan el primer organoide para el tratamiento específico del cáncer de apéndice

Apéndice
GETTY/DECADE3D - Archivo
Publicado 17/12/2018 17:48:00CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Medicina Regenerativa Wake Forest (Estados Unidos) han desarrollado el primer modelo organoide para el tratamiento específico de pacientes con cáncer de apéndice.

Tal y como explican los investigadores, cada paciente responde de manera diferente a los muchos tratamientos de quimioterapia disponibles. "Hay una respuesta variable a los mismos conjuntos de medicamentos en todos los pacientes, por lo que generalmente responden a un medicamento. Solo necesitamos el correcto", explica uno de los responsables del estudio, Aleksander Skardal.

Este proceso comienza con una biopsia de tejido del tumor. Las células de esta biopsia luego se usan para hacer crecer pequeños tumores llamados 'organoides' en el laboratorio, que se comportan de manera similar al tumor original. Por último, el mejor tratamiento de quimioterapia se elige exponiendo los organoides a los diversos tratamientos potenciales y observando su respuesta.

Esto se realiza junto con secuenciación de próxima generación, una estrategia en la que se analiza el perfil genético de un tumor, que puede reducir una larga lista de posibles medicamentos a solo unos pocos. "Podemos coger una lista reducida y reducirla aún más con datos para tratar mejor al paciente individual", detalla Skardal.

El estudio fue capaz de crear organoides tumorales exitosamente para nueve de 12 pacientes. Si bien se aplicó un concepto similar a otros cánceres como el páncreas y el colon, este fue el primer estudio en desarrollar un apéndice organoide tumoral. Esto también es muy prometedor para otras enfermedades raras donde faltan datos de ensayos clínicos.

"Los organoides se comportaron de manera diferente según el tratamiento que recibieron y de qué pacientes se originaron, lo cual es ideal porque es similar al cáncer de apéndice real en pacientes", aseguran los científicos. El modelo también pudo mostrar diferencias entre los tumores de alto grado que crecen más rápido, pero son más sensibles a la quimioterapia, y los tumores de bajo grado que crecen lentamente pero no responden al tratamiento.

Para leer más