Actualizado 15/03/2007 11:19:10 CET

Echevarría.- El Foro de la Familia pide ofrecer "acogida" a los enfermos y critica a los defensores de la eutanasia

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, aseguró hoy que la decisión de retirar el respirador a Inmaculada Echevarría, que falleció ayer, supone "un retroceso histórico imparable", y pidió dar a los enfermos terminales "un ambiente de acogida, de atención y de cariño que les haga olvidar la idea de la eutanasia".

"No tengo ninguna duda de que nos encontramos ante un caso de eutanasia, porque el respirador que se la ha retirado es una atención elemental", afirmó, y añadió: "Retirar la alimentación o la respiración es eutanasia, no se puede llamar de otra manera".

"Se puede entender la situación en la que está la persona, pero no a la sociedad", aseguró. En su opinión, "la experiencia nos dice que cuando se abre una brecha en el compromiso con la vida humana, aparecen más casos en que ésta se viola; así fue el caso de la Alemania nazi y es ahora el de Holanda, un país en el que se practica la eutanasia al que lo desea y al que no".

Para el vicepresidente del Foro Español de la Familia, la asociación Derecho a Morir Dignamente, que apoyó a Inmaculada en su petición de dejar de vivir, "se aprovecha de los casos como éste para dar publicidad a sus ideas; son como vampiros".

Benigno Blanco afirmó que en España "existen cada vez más unidades del dolor", y afirmó que "en un país como el nuestro, tenemos los medios para tratar el dolor".