El doctor Tomás Cobo, nuevo vicepresidente de la UEMS

Publicado 21/10/2019 12:55:12CET
El Dr. Tomás Cobo, nuevo vicepresidente de la UEMS
El Dr. Tomás Cobo, nuevo vicepresidente de la UEMS - MÉDICOS Y PACIENTES

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el doctor Tomás Cobo, ha sido elegido vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) en unas elecciones celebradas este sábado en Londres.

De esta forma, el doctor Cobo conformará la vicepresidencia de este organismo junto a los doctores Andres Papandroudis (Grecia), Marc Hermans (Bélgica) y Nada Cikes (Croacia). El doctor Vassilios Papalois (Reino Unido) es el actual presidente de UEMS.

Tras ser elegido, el doctor Tomás Cobo, hasta ahora jefe de la delegación española en la UEMS desde 2014, ha expresado su enorme satisfacción por formar parte de "la institución médica europea más fuerte en la actualidad" y ha mostrado su inmediata disposición para trabajar al servicio de todos los más de 1.6 millones de especialistas que representa la UEMS.

El nuevo vicepresidente de la UEMS se ha marcado como objetivos prioritarios durante su mandato fomentar la formación médica continuada y su expansión a América Latina, fortalecer la cooperación internacional y promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

ACREDITACIÓN Y FORMACIÓN MÉDICA

Respecto a la acreditación y la formación médica continuada, uno de los ejes de su futura actuación, ha destacado el importante punto de inflexión experimentado en la organización con la acreditación de los 'Small Life Proffesional Educational Events'.

Así, el doctor Cobo ha explicado en declaraciones para Médicos y Pacientes que "tradicionalmente la UEMS solía acreditar los eventos internacionales, pero la organización pretendió que se pudieran acreditar los eventos nacionales de pequeño formato (aquellos de menos de 200 alumnos presenciales o menos de 400 'on-line')".

"Creemos que hacer esto era realmente necesario porque donde se produce la transmisión de conocimientos en el día a día es en estos pequeños entornos y hacerlo a través de UEMS tenía distintos problemas como el idioma, era un proceso lento y tenía altos costes económicos, por ello propusimos construir una plataforma digital que permitirá hacerlo en español, más rápido y más barato", ha añadido.

Otra de sus líneas de trabajo versará en torno a la formación de una comunidad médica europea fuerte, con un gran compromiso en ética y deontología, que esté bien articulada mediante una cooperación interna muy rápida y con una excelencia científica que se vuelque en los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Planeta "que debemos afrontar desde una posición de liderazgo" ha subrayado en declaraciones para 'Médicos y Pacientes'.

"Nosotros debemos desempeñar el papel de la ejemplaridad porque faltan buenos ejemplos y para la sociedad nuestra profesión es una referencia, por todo ello debemos impulsar, promover, proteger y ser ejemplares en cada una de estas metas de los ODS 2030, incluido la igualdad de género". En este sentido el doctor Cobo apuesta por la creación de un grupo de trabajo en cooperación internacional para reforzar las demandas de la Organización Mundial de la Salud en lo que respecta a cobertura sanitaria universal, mejora de los sistemas de salud e impulso de la salud pública.

ESPECIALISTAS Y BREXIT

Finalmente, y en referencia por parte de 'Médicos y Pacientes' a la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea a finales de este mes, tras el nuevo acuerdo entre Boris Johnson y Claude Junker, el ya vicepresidente de la UEMS ha considerado que en caso de que el Brexit salga adelante "será todo más difícil y supondrá un paso atrás".

Sobre las consecuencias, el doctor Cobo ha explicado que Reino Unido se convertiría en un país extracomunitario con todas las consecuencias: ya no se podrá convalidar de manera automática el título de especialista y tendrá que pasar por todos los trámites que pasan los extracomunitarios.

"Esto solo entorpece y provoca un daño al sistema nacional de salud británico porque depende en gran medida de la mano de obra extranjera, especialmente europea y a pesar de la voluntad que podamos poner desde organismos europeos se plantean dos grandes problemas: el permiso de trabajo y el libre tráfico de especialistas que dejará de ser una realidad" ha valorado.