Publicado 09/12/2020 18:27CET

Un dispositivo médico reduce los casos graves de anafilaxia y logra mejorar su gestión global en el 88% de los pacientes

Un dispositivo médico reduce los casos graves de anafilaxia y logra mejorar su gestión global en el 88% de los pacientes
Un dispositivo médico reduce los casos graves de anafilaxia y logra mejorar su gestión global en el 88% de los pacientes - ADAN MEDICAL INNOVATION

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La startup Adan Medical Innovation ha realizado el primer ensayo clínico que evalúa la utilidad de un dispositivo médico, compuesto por una funda inteligente para el autoinyector de adrenalina y una aplicación móvil, que logra reducir los casos graves de anafilaxia y mejorar su gestión global en el 88 por ciento de los pacientes.

El proyecto ha logrado aplicar con éxito una tecnología innovadora, patentada, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes alérgicos. Esta solución ha mejorado el comportamiento de los pacientes respecto al manejo de la anafilaxia, ha reducido su nivel de ansiedad, el olvido de la medicación y el número de muertes por esta patología.

El equipo multidisciplinar de Adan Medical Innovation ha empleado tecnología digital para desarrollar un dispositivo médico compuesto de una funda inteligente para la adrenalina vinculada a un smartphone a través de una aplicación móvil con el objetivo de superar estos inconvenientes o limitaciones.

"Desarrollamos el dispositivo médico, luego lo probamos en un ensayo clínico con pacientes del Hospital Vall D'Hebron de Barcelona para validar su utilidad y hemos concluido el estudio con éxito. La funda inteligente controla la temperatura y el estado de la adrenalina, y junto con la aplicación avisa al paciente en caso de olvido, le avisa cuando está apunto de caducar, le recuerda cómo se usa y en caso de anafilaxia se activa de forma automática un protocolo de emergencia avisando a los contactos predefinidos con la localización exacta del paciente y explicando paso a paso como administrarse la adrenalina entre otras funciones", ha explicado el médico y cofundador de Adan Medical Innovation, Adrià Curran.

En este primer ensayo clínico han participado un total de 100 pacientes con anafilaxia del Hospital Vall D'Hebron de Barcelona. Todos los pacientes probaron el dispositivo médico durante un periodo de tres meses y después se comparaban con otro periodo de tres meses sin el dispositivo médico, sólo con el autoinyector de adrenalina. Los pacientes se asignaron en dos grupos de forma aleatoria.

El ensayo clínico ha demostrado que el uso de esta tecnología médica ha supuesto un cambio significativo en el comportamiento de los pacientes en riesgo de anafilaxia: aumentando su satisfacción con el uso del autoinyector, mejorando la adherencia, reduciendo la ansiedad e incrementando el buen uso del autoinyector de adrenalina.

De hecho, hasta el 88 por ciento de los pacientes se sintió más involucrado en el manejo integral de la anafilaixa. Además, este dispositivo médico aportó mayor tranquilidad al 94 por ciento de los pacientes del estudio. Y referente a usabilidad del producto, el 90 por ciento de los pacientes encontraron que el dispositivo médico era fácil de usar.

"Actualmente, con el ensayo clínico terminado, estamos trabajando en los últimos pasos para llevar esta solución al mercado. Hemos partido de fundamentos científicos para desarrollar una solución médica a un problema real, que pasa por la tecnología y la digitalización. Asimismo en el futuro, todos estos datos de uso nos pueden aportar mucha más información sobre la enfermedad con el uso de big data y así optimizar y avanzar en nuevas estrategias para mejorar la calidad de vida de los pacientes con anafilaxia. Hemos apostado por la 'mHealth' para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes", ha aseverado el médico y cofundadora del proyecto, Anna Sala.

En esta nueva fase del proyecto, Adan Medical Innovation está trabajando con nuevas tecnologías para llevar su solución a los espacios públicos utilizando 'IoT', como ya se ha hecho con otras tecnologías médicas como los desfibriladores. El objetivo es contribuir a la disminución de desenlaces fatales y a la mejora de la calidad de vida de todos los pacientes potenciales y aumentar la conciencia y el conocimiento de la anafilaxia y su tratamiento.

Para leer más