Un dispositivo para evitar las úlceras por presión en personas con lesión medular

Publicado 03/12/2019 14:12:00CET
Un paciente con el dispositivo APT-C.
Un paciente con el dispositivo APT-C. - ASEPEYO

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Asepeyo y la Universidad de Alcalá han desarrollado el dispositivo APT-C ('Asepeyo Position Trainer Coushing'), con el objetivo de corregir los hábitos posturales de las personas con lesión medular y prevenir las úlceras por presión, además de proporcionar información al personal sanitario sobre la postura adoptada por sus pacientes durante un tiempo determinado.

El dispositivo consta de una almohadilla con sensores que miden la presión del cuerpo al sentarse, de un dispositivo que recoge las señales y envía la información a la aplicación, que analiza los datos, y de una pulsera para que el paciente reciba las notificaciones.

La almohadilla se coloca debajo del cojín en la silla de ruedas. El personal sanitario programa la periodicidad de los cambios posturales. Si en ese tiempo el sensor no detecta movimiento, avisa al paciente a través de la pulsera de que cambie de postura con un sonido o vibración, aliviando la zona de presión en las zonas de apoyo.

La herramienta recoge datos reales de la actividad del lesionado medular, lo que permite personalizar el entrenamiento y el tiempo recomendado para los cambios posturales, tanto en pacientes nuevos como en crónicos.

Las terapeutas ocupacionales del Hospital de Asepeyo Coslada, Victoria Martínez y Pilar Martín, han señalan que "con este programa pretendemos reeducar a los pacientes ingresados para que adopten hábitos saludables".

"Tienen que aprender que es necesario que se muevan y hacerlo de forma continua para reducir la presión que se produce con tanto tiempo de sedestación. Así evitarán las temidas úlceras y todo lo que ello conlleva, mucho tiempo en cama, operaciones, y sufrimiento", han asegurado.

La plataforma se enmarca en el programa 'Cátedra Asepeyo. Cuidados a personas con gran dependencia', desarrollado por Asepeyo y la Universidad de Alcalá para aunar las actividades que se realizan a favor de los grandes dependientes y avalar científicamente las áreas de formación e investigación del programa de cuidados a estos pacientes.

Contador