Diseñan un sistema de estimulación sensorial nocturna que mejora los síntomas de la fibromialgia

Publicado 24/07/2019 13:26:15CET
Joan Deus, Laura Blanco, Lucía Canu, Daniel Ramos y Gerard Martínez
Joan Deus, Laura Blanco, Lucía Canu, Daniel Ramos y Gerard Martínez - HOSPITAL DEL MAR

BARCELONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores liderado por médicos del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar de Barcelona e investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha analizado por primera vez en el mundo los efectos de aplicar una vibración táctil suave para tratar la fibromialgia a través de una plataforma de descanso, con un colchón modificado.

Con el trabajo, publicado en 'Arthritis Research & Therapy' y que ha contado con la participación de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), han logrado efectos tanto en la reducción de la fatiga como en la reducción del dolor y una mejora en la calidad del sueño de las pacientes.

Las pacientes con fibromialgia sufren un desequilibrio en su cerebro entre los impulsos sensitivos relacionados con el dolor, que se encuentran exacerbados, y los somatosensoriales, que se encuentran disminuidos, han explicado los expertos.

Ahora han constatado que el problema se puede reparar en parte aplicando una estimulación suave durante la noche, como ha demostrado el estudio.

Para hacerlo, los investigadores desarrollaron y diseñaron un modelo de plataforma de descanso, que es un colchón normal, con el único añadido de incorporar unos motores que transmiten una ligera vibración táctil al cuerpo.

Uno de los autores del estudio, Joan Deus, ha destacado que han optado por esta estrategia para "potenciar y facilitar la adherencia al tratamiento por parte de los pacientes".

"Todos tenemos que ir a dormir, por lo tanto, ya estás facilitando que las pacientes utilicen el colchón cada día. Solo hay que pulsar un botón, que aplica la vibración", ha subrayado.

Las 63 pacientes seleccionadas participaron en un ensayo clínico controlado, aleatorizado y a doble ciego, y se dividieron en dos grupos, el primero de ellos empezó probando la plataforma de descanso con la vibración táctil.

En el caso del segundo, a las participantes se les dijo que probarían otro tratamiento (placebo): los dos grupos probaron la plataforma de descanso durante tres semanas por la noche (21 días), y descansaron otras dos (15 días).

Entonces, las primeras pacientes pasaron a probar el placebo, y las segundas las vibraciones táctiles con el objetivo de comprobar el efecto real de la estimulación vibrotáctil suave nocturna sobre los síntomas principales de la fibromialgia.

La estimulación vibrotáctil se generaba a través de seis pequeños motores, distribuidos de forma simétrica por la plataforma de descanso, y que transmitían una ligera vibración durante tres horas --dos horas durante la noche y una antes de levantarse-- con una frecuencia variable, que iba de los 2 a los 90 Hz, muy por debajo de los límites de riesgo máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con ella se quería comprobar si cuatro parámetros clínicos que describen las pacientes, y definen la fibromialgia, el dolor, la fatiga, la calidad del sueño y las alteraciones cognitivas, mejoraban.

LA FATIGA MEJORA UN 25%

Los resultados demostraron una mejora en la fatiga del 25% respecto al inicio del ensayo de línea basal, el doble que la conseguida solo con el efecto placebo, y en el caso del dolor, la mejora era del 18%.

También mejoraba significativamente la calidad del sueño, mientras las alteraciones cognitivas lo hacían de forma más limitada respecto a la situación inicial y el placebo.

Con estos datos, los autores del estudio creen que "esta estimulación vibrotáctil corporal general, 'recarga' las pilas de la persona".