Diego recibe una respuesta "esperanzadora" de Rajoy y Montoro sobre la financiación de Valdecilla

Actualizado 28/05/2013 16:48:00 CET
EUROPA PRESS

Afirma que Valdecilla "puede" ser un factor "singular" en el caso de que se opte por reparto asimétrico del déficit entre las regiones

SANTANDER, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha aprovechado su viaje de este lunes a Madrid para hablar sobre el compromiso de financiación de las obras de Valdecilla con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de los que ha recibido, según ha señalado este martes, una respuesta que "me esperanza y me anima -ha dicho- a seguir trabajando en la línea en que lo estamos haciendo", pero de la que no ha dado más detalles.

"Me dio esperanzas", ha señalado Diego, quien ha reiterado que, como presidente de todos los cántabros, "no renuncia ni renunciará en ningún momento a pedir al Gobierno que cumpla su compromiso de financiación íntegra de Valdecilla, compromiso que otro Gobierno anterior a éste no cumplió".

A la pregunta de si Rajoy mantiene vigente su compromiso de financiar íntegramente las obras de Valdecilla, Diego ha respondido que "eso es lo que yo procuro mantener vivo en todo momento", y cuando los periodistas le han comentado que eso no es ni un sí ni un no, ha añadido: "eso es una respuesta".

Por otro lado, el presidente regional ha reconocido, también a preguntas de los medios de comunicación, que Valdecilla "puede" ser un factor singular que Cantabria ponga sobre la mesa en el supuesto de que finalmente se opte por un reparto asimétrico entre las comunidades autónomas del objetivo de déficit que determine la Unión Europea para este año 2013.

De hecho, en la reunión que Rajoy ha celebrado este lunes en Madrid con los presidentes autonómicos del PP, Cantabria ha propuesto un sistema de reparto "justo, equilibrado y sensato", que puede ser "una solución" y que consiste, según ha explicado Diego, en un déficit "primario igual" para todas las regiones, y a partir de ahí, "satisfacer las necesidades "singulares" de las comunidades autónomas en relación a su deuda.

Diego ha confirmado que en el encuentro de este lunes ha hablado con Rajoy y Montoro "de los 100 millones que nos quedan por poner para terminar las obras de Valdecilla", y ha explicado que siempre que tiene la oportunidad aprovecha para "hablar de mi libro", un "libro" que tiene "tomos, no es de un solo volumen".

En este sentido, ha señalado que tiene una serie de "mantras" que repite cada vez que va a Madrid, y concretamente este lunes, ha hablado de "aquellos asuntos que me preocupan, algunos con carácter urgente, y otros como Valdecilla, que viene siendo una preocupación desde hace ya años, tantos como los transcurridos desde que en 2007 se acabó el convenio del Plan Director y el Gobierno anterior no continuó financiando Valdecilla", ha dicho.

Sobre el reparto del nuevo objetivo de déficit como consecuencia de la relajación del 0,7% establecido para este año, Diego ha destacado que es "una noticia buena" para todas las comunidades autónomas, sea cual sea el nivel de flexibilización que se fije finalmente, y se ha mostrado convencido de que la fórmula que apruebe el Consejo de Política Fiscal y Financiera se adoptará de una forma "consensuada".

Diego, que se ha mostrado partidario de un criterio de reparto "objetivo, equilibrado y sensato", ha señalado que las propuestas que se han puesto sobre la mesa este lunes son "absolutamente razonables".

Asimismo, ha reiterado, como ya lo hiciera este lunes a través de un comunicado, que si hace un año la discusión se centraba en torno a si nuestro país sería intervenido por la Unión Europa, ahora, gracias al "ejercicio de racionalidad y responsabilidad" de las administraciones públicas, "esa ya no es la situación". Al mismo tiempo, ha destacado que el objetivo es que España "vaya adelante" porque las comunidades autónomas no pueden por sí solas "hacer maravillas y milagros".