Diego advierte que no discutirá con los sindicatos el modelo para acabar Valdecilla

Actualizado 28/05/2013 16:48:35 CET
EUROPA PRESS

Acoge con "alegría" la decisión de CCOO de apoyar el procedimiento si se despejan "incógnitas" y se garantiza la no privatización

SANTANDER, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha garantizado este martes que los servicios sanitarios de Valdecilla van a ser prestados por empleados públicos "mientras gobierne el PP", y ha invitado a los sindicatos "una vez más" a sentarse a negociar de las condiciones laborales de los trabajadores del hospital, pero les ha advertido que lo que no va a discutir es el procedimiento elegido por el Gobierno para acabar las obras, basado en la colaboración público-privada.

"Para eso no es la reunión de mañana", ha advertido Diego a preguntas de los medios de comunicación con motivo del encuentro que mantendrá este miércoles con CCOO, UGT y USO, los tres sindicatos que integran la Junta de Personal de Valdecilla y que recurrieron ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales el anuncio de licitación para la finalización de las obras y la externalización de una docena de servicios no clínicos.

Por otro lado, Diego ha acogido con "alegría" el anuncio realizado este mismo martes por el secretario general de CCOO, Vicente Arce, quien ha señalado que el sindicato apoyaría el modelo de financiación público-privada si el Gobierno de Cantabria modifica el pliego de condiciones para despejar las "incógnitas" y concreta en el mismo la no privatización de los servicios sanitarios.

"No sabe cuánto me alegro, es algo que estaba esperando y deseando", ha afirmado el presidente, quien ha destacado que la vicepresidenta y consejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga, se ha puesto "en todo momento" a disposición de los sindicatos y en general de todos los representantes de los profesionales de la salud para explicar el procedimiento que el Gobierno ha decidido abrir, una alternativa que "no tiene marcha atrás", ha reiterado.

En este sentido, Diego ha insistido en que la opción elegida por el Gobierno es "una de las pocas" que permitiría "acabar con prontitud" las obras de Valdecilla, "con los recursos que tenemos y sin renunciar a reinvidicar la financiación del Estado".

"No había muchas más" opciones, ha insistido el presidente, quien ha señalado que la alternativa que ha elegido el Gobierno es "la mejor que se puede poner en marcha". "La mejor para el estamento sanitario", que va a poder trabajar "en las mejores condiciones posibles, con un hospital nuevo y acabado" después de tantos años; "la mejor para los cántabros", que demandan un hospital "funcionando a pleno rendimiento"; y "la mejor en esta circunstancia", ha apostillado.

En su opinión, es una solución "sensata, razonable y rápida" para terminar las obras de Valdecilla lo antes posible, que "es lo que los ciudadanos y los profesionales nos han pedido". Diego ha puntualizado que esta fórmula pasa por "el respeto a las condiciones laborales" de los trabajadores de Valdecilla, algo que "me he ofrecido a firmar en un documento", que "sí es competencia de los sindicatos" y que "nunca nos hemos negado a negociar con ellos", ha dicho.

"Lo que no voy a discutir con los sindicatos es el procedimiento elegido", ha insistido Diego, quien ha recordado que esa decisión es competencia del Gobierno.