Un diagnóstico precoz del glaucoma evita una ceguera irreversible

La implantación de microstents reducen la tensión introcular en un 34% de media,
IMO - Archivo
Publicado 12/03/2019 11:13:29CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un diagnóstico precoz del glaucoma evita una ceguera irreversible por atrofia del nervio óptico, han recordado los expertos de los servicios de Oftalmología de los hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa, en Sevilla, con motivo de la conmemoración este martes del Día Mundial de la patología.

El glaucoma, una patología que afecta al nervio óptico y produce una reducción del campo visual de manera progresiva, se manifiesta por la presión intraocular.

Se detecta en las revisiones oftalmológicas rutinarias porque es una enfermedad "muy silenciosa", han matizado los expertos. Según los especialistas, las revisiones están recomendadas a partir de los 40 años, especialmente en los casos de quienes tengan antecedentes familiares, ya que la patología tiene factores hereditarios.

La primera prueba que suele realizarse es la tonometría para buscar la alteración de la presión intraocular. En el caso de detectarse, se procede a realizar otras pruebas para indicar en qué fase evolutiva se encuentra la patología, cuya prevalencia mundial se estima entre el 0,5 y el 2 por ciento de la población a partir de los 40 años y alcanza entre el 7 y el 8 por ciento a los 80 años.

"En el caso de detectar una hipertensión ocular, alteración característica del glaucoma, se realizan otras pruebas diagnósticas que indican en qué fase evolutiva se encuentra la enfermedad", ha afirmado el jefe del servicio de Oftalmología de ambos centros, el doctor Francisco Martín Leal.

No existe una causa clara que provoque la enfermedad, a pesar de que tienen "un peso muy importante" los mencionados factores hereditarios y otras patologías oculares secundarias, que precipitan su aparición, han destacado los expertos de Quirónsalud.

En referencia a su manejo, "hay diferentes procedimientos mínimamente invasivos que ofrecen nuevas y valiosas oportunidades para el control de la presión intraocular, presentándose como alternativas válidas para el manejo de determinados casos de glaucoma", ha explicado el coordinador de la unidad de Glaucoma del Quirónsalud Sagrado Corazón, el doctor Javier Serrano Vaquero.

Además, "la esclerectomía profunda no perforante y un nuevo implante están dando magníficos resultados en el control tensional con mínimos riesgos", ha agregado el experto.