Publicado 11/03/2021 11:35CET

El diagnóstico precoz, clave para frenar la progresión del glaucoma

Consulta de glaucoma.
Consulta de glaucoma. - ANGEL CARBONELL

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Mundial del Glaucoma, que se conmemora a nivel internacional este viernes, el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla advierte de que el avance de esta enfermedad se puede frenar realizando una revisión periódica de la visión, ya que el diagnóstico precoz es el factor clave para detener la degeneración visual que origina esta patología ocular.

"El glaucoma es una de las primeras causas de ceguera evitable en el mundo. Afecta a más de medio millón de personas en España, estando la mitad de ellas sin diagnosticar, ya que se trata de una enfermedad silente, que no presenta sintomatología ni pérdida de capacidad visual hasta que está en una fase muy avanzada", explica el especialista en glaucoma, inflamación ocular y uveítis del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla, el doctor Fernando López.

Concretamente, el glaucoma es una enfermedad ocular en la que se daña el nervio óptico, que es el encargado de transmitir las señales visuales desde el ojo al cerebro. Desde el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla, se incide en que actualmente el único tratamiento del que se dispone para esta enfermedad es la bajada de la presión ocular. "De ahí que en una primera evaluación establezcamos una presión diana a la que estimemos que no seguirá progresando el daño", explica el experto.

"Para ello, nos basamos en aspectos como la edad del paciente, el tipo de glaucoma y su gravedad y la velocidad de progresión; además, al tratarse de una enfermedad crónica, el tratamiento es de larga duración, siendo importante el cumplimiento del mismo para conservar la visión y mantener la calidad de vida", afirma el doctor López.

Actualmente, existen solamente cuatro tipos de medicamentos aprobados en España para disminuir la presión intraocular. En un futuro próximo se dispondrá de un nuevo fármaco, los inhibidos de la Rho Quinasa, que está aprobado ya en otros países, como Estados Unidos. El estudio tanto de nuevos fármacos, como de nuevas posologías para una mejor tolerancia y una menor tasa de efectos secundarios, "puede tener un impacto significativo en el manejo de pacientes con glaucoma o hipertensión ocular", explica el especialista.

"Por ello, y en línea con el compromiso investigador del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla, actualmente estamos llevando a cabo un ensayo clínico internacional para evaluar la eficacia y seguridad de un nuevo fármaco para el glaucoma de ángulo abierto o la hipertensión ocular (el fármaco DE-130A)", comenta el director médico de la clínica, el profesor Francisco Gómez-Ulla.

Además del tratamiento médico, también se pueden realizar tratamientos con láser con los que se busca aumentar la salida del humor acuoso del ojo y de esa manera disminuir la presión intraocular. Se dispone de diferentes técnicas quirúrgicas que, dependiendo de la situación prequirúrgica del paciente (grado de severidad, tipo de glaucoma), pueden ayudar en el control de la enfermedad.

Las más novedosas son las diferentes técnicas mínimamente invasivas, con un perfil de seguridad mucho mayor que las técnicas filtrantes clásicas y que además se pueden combinar con la cirugía de catarata cuando esta última es necesaria, realizando todo el proceso en una sola intervención. Se avanza por tanto en el concepto de tratamiento personalizado en el manejo del paciente con glaucoma buscando el máximo efecto y la mayor seguridad.