Publicado 19/06/2020 13:18:17 +02:00CET

Diagnosticar precozmente la fibrosis pulmonar idiopática, clave para frenar su evolución

El Peset de València realiza un programa de ejercicio para mejorar la calidad de vida de personas con fibrosis pulmonar idiopática
El Peset de València realiza un programa de ejercicio para mejorar la calidad de vida de personas con fibrosis pulmonar idiopática - HOSPITAL PESET - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sergio Curi, neumólogo del Complejo Hospitalario de Navarra, ha resaltado que es "de vital importancia" que los médicos de Atención Primaria conozcan e identifiquen cualquier signo de alarma de la fibrosis pulmonar idiopática (FPI) para derivar el paciente al servicio de neumología y que, allí, se confirme el diagnóstico y se inicie cuanto antes el tratamiento para frenar la evolución de la enfermedad.

Más de 8.000 personas en España padecen FPI, una de las 200 enfermedades pulmonares intersticiales descritas por los neumólogos. A pesar de ser una patología rara, los síntomas y signos que la caracterizan permiten hacer un diagnóstico diferencial. Uno de ellos es el crepitar de la base de los pulmones, con un sonido similar al velcro al despegarse, que se percibe cuando el paciente es auscultado, y que está presente en un 90 por ciento de las personas con la enfermedad en fase precoz.

"El sonido crepitante al auscultar al paciente, parecido al del velcro, en las bases pulmonares, debe alertar a todo médico que lo escuche, pues orienta a un diagnóstico de FPI, una enfermedad en la que el tratamiento temprano mejora considerablemente el pronóstico del paciente", ha explicado Curi durante el primer 'Aula Comparte', organizada por la Cátedra UAM-Roche EPID Futuro en colaboración con la Asociación de Familiares y Enfermos de Fibrosis Pulmonar Idiopática (AFEFPI).

El experto ha añadido que los fármacos antifibróticos pueden mejorar la esperanza de vida de los pacientes y ha reivindicado la importancia de que el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad se lleve a cabo por parte de un equipo multidisciplinar, integrado por profesionales de diferentes disciplinas, entre ellos, neumólogos, radiólogos y patólogos.

Por su parte, Rubén Ruiz, especialista en Fisioterapia Respiratoria, ha destacado la importancia de que, como parte de ese abordaje multidisciplinar, los pacientes con FPI realicen actividad física y fisioterapia respiratoria llevado a cabo por un especialista de la materia, ya que, según ha argumentado, es determinante para mejorar su calidad de vida. "La realización de ejercicio adaptado es tan importante como el tratamiento farmacológico, ya que ayuda a sentir menos fatiga, reduce la sensación de ahogo y aumenta la capacidad para realizar las tareas del día a día. En definitiva, mejora la calidad de vida en general y el estado de ánimo", ha apostillado.

Para leer más