Publicado 29/04/2020 7:59:37 +02:00CET

Detectan múltiples cánceres mediante un análisis de sangre

Análisis de sangre, marcadores tumorales, mujer trabajando en un laboratorio
Análisis de sangre, marcadores tumorales, mujer trabajando en un laboratorio - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MANDICJOVAN - Archivo

   MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El primer estudio prospectivo e intervencionista que utiliza un análisis de sangre para detectar múltiples tipos de cáncer ha duplicado el número de tumores detectados por primera vez en el examen de detección estándar, aproximadamente dos tercios de los que se encontraban en una etapa anterior, según publica la compañía Thrive Earlier Detection en la revista 'Science'.

   DETECT-A (Detección de cánceres antes mediante la recolección y prueba de sangre basada en mutaciones electivas, por sus siglas en inglés) es el primer estudio de una prueba de detección de múltiples cánceres en la sangre para facilitar los resultados a los médicos para el tratamiento de sus pacientes.

    El estudio fue realizado por la Universidad Johns Hopkins y Geisinger Health e inscribió a más de 10.000 mujeres sin antecedentes de cáncer. El propósito era identificar múltiples tipos de cáncer en individuos asintomáticos utilizando una versión temprana de CancerSEEK desarrollada en 2016 ('Análisis de sangre de Thrive').

   La mayoría de estos cánceres a menudo se detectan demasiado tarde, y solo después de que las personas comienzan a experimentar síntomas. Estos cánceres 'detectados por síntomas' con demasiada frecuencia coinciden con enfermedad metastásica en etapa tardía y resultan en malos resultados.

   Sin embargo, cuando el cáncer se detecta mediante screening la enfermedad a menudo se identifica antes cuando puede tratarse de manera más efectiva y, en muchos casos, incluso curarse. Desafortunadamente, las pruebas de detección estándar de atención actuales, como la mamografía y la colonoscopia, solo detectan menos del 30% de todos los cánceres incidentes. El estudio DETECT-A proporciona la primera evidencia del mundo real de que podemos cambiar significativamente el paradigma de "síntomas detectados".

   El análisis de sangre de Thrive identificó cánceres en individuos sin antecedentes de la enfermedad y duplicó con creces el número de cánceres que se "detectaron por primera vez". El 25% de las mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer fueron identificadas por las pruebas actuales de atención estándar. Al incorporar el análisis de sangre de Thrive, el porcentaje de cánceres detectados por screening aumentó del 25% al 52%.

   Asimismo, este procedimiento identificó cánceres en 10 órganos diferentes, siete de los cuales actualmente no tienen pruebas de detección estándar. También puede identificar cánceres antes de metástasis clínicamente evidentes. El 65% de los cánceres identificados fueron localizados o regionales al tiempo que, en combinación con imágenes, minimizó los resultados falsos positivos con una especificidad del 99,6%.

   El flujo de trabajo del estudio (análisis de sangre más imágenes) guió de forma segura el seguimiento clínico en participantes con análisis de sangre positivos con cero eventos adversos.

   "Este estudio es un momento seminal en la detección del cáncer que avanza en todo el campo --explica Christoph Lengauer, cofundador y director de innovación de Thrive--. Por primera vez se utilizó un análisis de sangre en un entorno del mundo real y fue capaz de duplicar el número de cánceres identificados por primera vez a través de los métodos de detección. Aprendimos que puede ser complementario a las pruebas de detección estándar existentes y un beneficio significativo para muchos tipos de cánceres como ovario, apéndice y riñón, que no tienen ninguna modalidad de detección actual".

   La capacidad de identificar múltiples tipos de cáncer a través de una extracción de sangre es uno de los avances más emocionantes en el diagnóstico del cáncer; sin embargo, los estudios prospectivos e intervencionistas como DETECT-A son imprescindibles para entender si una prueba puede funcionar en el mundo real.

   Hasta la fecha, los estudios retrospectivos y observacionales de las pruebas a múltiples cánceres basadas en sangre han seleccionado muestras de participantes que ya se sabía que tenían cáncer al momento de la prueba. Por el contrario, en DETECT-A, un estudio prospectivo de intervención, los participantes desconocían el cáncer al momento de la inscripción y los resultados de las pruebas se informaron a los médicos y a la intervención guiada.

Para leer más