Publicado 10/11/2021 17:10CET

La desensibilización, nueva oportunidad para los pacientes oncológicos alérgicos a la quimioterapia

La doctora Isabel Fernández de Alba, alergóloga de HLA Inmaculada, y responsable de esta técnica en el hospital.
La doctora Isabel Fernández de Alba, alergóloga de HLA Inmaculada, y responsable de esta técnica en el hospital. - HLA GRUPO HOSPITALARIO

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital HLA Inmaculada de Granada ha llevado a cabo una técnica llamada desensibilización para los pacientes alérgicos a la quimioterapia, que consiste en inducir la tolerancia a un fármaco en un paciente alérgico al mismo.

Algunos pacientes oncológicos, señala el grupo hospitalario, pueden experimentar alergia a los contrastes yodados o a la propia quimioterapia. "Para estas personas no acceder al medicamento más
efectivo para su enfermedad, puede traducirse en una pérdida de esperanza de vida", ha asegurado la doctora Isabel Fernández de Alba, alergóloga de HLA Inmaculada, y responsable de esta técnica en el hospital.

En este sentido, el hospital añade que la complejidad de este procedimiento y la historia clínica de los pacientes hace
necesaria la implicación coordinada de áreas como Oncología, Unidades de Cuidados Intensivos, Alergología, Hospital de Día y Farmacia.

"En los casos más complejos, la técnica se realiza en la UCI, donde el paciente puede ser estrechamente monitorizado. Lo más complejo de la intervención es el riesgo de anafilaxia, una reacción alérgica grave que afecta a dos o más órganos. En nuestro centro, uno de los pocos en medicina privada que realiza esta técnica a nivel nacional, conseguimos minimizar este riesgo con premedicación, un entorno lo más controlado posible y la coordinación de distintas especialidades", ha asegurado la experta.

En el caso de la alergia al cisplatino, la alergia se confirma mediante un estudio alergológico completo. En ese momento, es cuando se premedica al paciente y se le administra la quimioterapia siguiendo los protocolos validados de desensibilización, en los que la velocidad inicial de infusión es mínima y se va aumentando progresivamente hasta lograr la completa tolerancia de la infusión.

"En el Hospital HLA Inmaculada usamos el protocolo más novedoso, con una única bolsa de infusión (anteriormente se usaban 3 bolsas distintas), con lo que minimizamos posibles complicaciones en el manejo o administración de varias bolsas de quimioterapia", ha indicado Fernández de Alba.

Contador