Descubren una nueva función de la proteína 'SEN1', que abre líneas de trabajo para enfermedades genéticas

Actualizado 13/01/2011 15:50:42 CET

SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) en Sevilla y de la Universidad de Oxford en Reino Unido han desvelado una nueva función de la proteína 'SEN1', que interviene en la fase final del proceso de transcripción de genes, y que permite abrir nuevas líneas de trabajo para conocer enfermedades como el cáncer u otras de base genética.

En una nota, el portal Andalucía Innova explica que el equivalente de esta proteína en humanos es la senataxina, cuyas mutaciones son responsables de enfermedades neurodegenerativas como la ataxia con apraxia oculomotora del tipo II y esclerosis lateral amiotrófica juvenil.

El trabajo, recogido por la revista 'Molecular Cell' y dirigido por Nicholas Proudfoot y Andrés Aguilera, de la Universidad de Sevilla, demuestra que 'SEN1' ejerce un papel "clave en prevenir que se formen híbridos entre el ARN naciente resultante de la transcripción, y el propio ADN". "De este modo, se evita inestabilidad genómica asociada a la expresión de genes", comenta Aguilera.

En este marco, los investigadores han trabajado sobre modelos "sencillos", como el de 'Saccharomyces' e indican que 'SEN1' es una proteína conservada en eucariotas, "cuya función más importante es concluir la transcripción de los genes".

Para Aguilera, "este trabajo describe una nueva función, independiente de la descrita previamente, y aporta una nueva línea de trabajo para conocer mejor enfermedades como el cáncer u otras de base genética".