Descubren el mecanismo que suprime las señales de saciedad del intestino delgado

Publicado 10/12/2019 18:46:58CET
Intestino delgado
Intestino delgado - GRACE BURGIN, NOGA ROGEL Y MOSHE BITON - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) han descubierto el mecanismo que suprime las señales de saciedad del intestino delgado, lo que podría explicar los trastornos de saciedad en la obesidad y la diabetes y los efectos inmediatos para la salud del 'bypass' gástrico.

El trabajo, publicado en la revista 'BMJ Gut', se basa en investigaciones de la membrana mucosa del intestino delgado en pacientes con 'bypas's gástrico postoperatorio, así como en ratones y cultivos celulares. El objetivo del estudio es el péptido similar al glucagón (GLP) -1 de la hormona intestinal, que pertenece a un grupo de hormonas de saciedad que se liberan de las células productoras de hormonas sensibles a los alimentos en la membrana mucosa gastrointestinal cuando se come.

Por razones que no están claras, la liberación de GLP-1 y otras hormonas de señalización de saciedad de acción similar se inhibe en pacientes con obesidad y diabetes tipo 2, lo que se considera un mecanismo causal clave subyacente a estos trastornos. Por lo tanto, varios medicamentos modernos contra la diabetes y el sobrepeso copian o imitan el GLP-1 para tratar de imitar la secreción normal de esta sustancia.

Lo que los investigadores han encontrado es un mecanismo en el intestino delgado que puede explicar cómo se inhibe la señalización de saciedad. El culpable es mHMGCS (3-hidroxi-3-metilglutaril-CoA sintasa mitocondrial), una enzima que desencadena la formación de cuerpos cetónicos en la membrana mucosa intestinal que, a su vez, amortigua la liberación de GLP-1 de las células productoras de hormonas en respuesta a las comidas.

La experimentación con ratones mostró que el proceso dependía de la dieta. Y es que, en ratones que, durante un largo periodo recibieron una dieta alta en grasas, se produjo un aumento masivo en la producción de enzimas. Esto fue acompañado por una mayor producción de cuerpos cetónicos, que demostraron suprimir la liberación de GLP-1 de las células productoras de hormonas.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Cómo lavarse las manos para evitar los virus en 5 sencillos pasos

  2. 2

    Los peligros del abuso de antiinflamatorios

  3. 3

    Por qué nos repite la comida: qué hacer y qué no

  4. 4

    Sanidad no descarta que aparezca en España algún caso importado del coronavirus de China procedente de la zona de riesgo

  5. 5

    OMS advierte de que vaporizadores y cigarrillos electrónicos presentan "riesgos claros para la salud y no son seguros"