Desarrollan una terapia antiplaquetaria que podría combatir la coagulación y la metástasis del cáncer

LOS  SEÑUELOS PLAQUETARIOS (ROSA), A DIFERENCIA DE LAS PLAQUETAS NORMALES
INSTITUTO WYSS EN LA UNIVERSIDAD DE HARVARD.
Publicado 18/02/2019 18:16:44CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad George Washington (Estados Unidos) han desarrollado una terapia antiplaquetaria que podría ayudar a reducir el riesgo de coágulos de sangre y potencialmente prevenir la metástasis del cáncer.

El enfoque terapéutico, publicado en la revista 'Science Translational Medicine', consiste en modificar las plaquetas humanas para crear 'señuelos' que todavía son capaces de unirse a algunas células, pero que no se agregarán ni realizarán las otras funciones plaquetarias normales, incluida la señalización química asociada con el proceso de coagulación.

"La reversibilidad y el inicio inmediato de la acción son las principales ventajas de nuestros señuelos plaquetarios, y los imaginamos útiles en situaciones hospitalarias", dijo Anne-Laure Papa , profesora asistente de ingeniería biomédica en la Universidad George Washington.

"La terapia podría prevenir la coagulación en pacientes de alto riesgo justo antes de someterse a una cirugía, o administrarse a pacientes con cáncer junto con quimioterapia para evitar que los tumores existentes se propaguen", han dicho los expertos.

Las plaquetas desempeñan un papel vital en la detención del sangrado y ayudan a proteger contra el sangrado leve y potencialmente mortal. Sin embargo, las plaquetas hiperactivas también pueden contribuir a diversos trastornos, como coágulos sanguíneos graves, enfermedades cardíacas y cáncer.

Si bien varios medicamentos antiplaquetarios combaten los coágulos, sus efectos no son fácilmente reversibles, lo que hace que los pacientes sean vulnerables si desarrollan sangrado severo inesperado o si necesitan un procedimiento quirúrgico de emergencia.

Las plaquetas también desempeñan un papel importante en la metástasis del cáncer al unirse a las células tumorales y protegerlas tanto del sistema inmunológico del cuerpo como del estrés cortante a medida que circulan en el torrente sanguíneo. Las plaquetas también pueden ayudar a las células cancerosas a salir a través de los vasos sanguíneos y sembrar tejidos distantes durante el proceso de metástasis.

Para crear las plaquetas 'señuelo', el equipo de investigación utilizó un tratamiento de detergente y centrifugación para despojar a las plaquetas humanas naturales de sus estructuras internas y eliminar sus capacidades básicas de activación y agregación.

Estas plaquetas se convirtieron en aproximadamente un tercio del tamaño de una plaqueta regular, al tiempo que retenían la mayoría de los receptores de adhesión en su superficie. Esto les permite unirse a otras células en el torrente sanguíneo, como las células cancerosas, pero no se activan durante el proceso de coagulación de la sangre.

Los investigadores examinaron primero cómo los 'señuelos' podrían impedir la formación de coágulos sanguíneos. El equipo inyectó los 'señuelos' en un dispositivo microfluídico que imitaba los vasos sanguíneos y observó cómo reaccionaban a varios productos químicos estimulantes de plaquetas.

Además, encontraron que los 'señuelos' no mostraban comportamientos típicos de coagulación y, cuando se añadieron a la sangre humana dentro del dispositivo, las plaquetas normales mostraron una capacidad reducida para agregarse y crear un coágulo al unirse a las paredes del vaso.

Al mismo tiempo, los investigadores revertieron rápidamente los efectos de los 'señuelos' en las plaquetas normales al introducir plaquetas nuevas en la sangre. "Nuestra capacidad para revertir los efectos inhibidores de las plaquetas con una reintroducción simple de plaquetas normales es muy alentadora, ya que los agentes antiplaquetarios disponibles en la actualidad son a menudo difíciles de revertir en situaciones de emergencia como sangrado severo", han dicho los expertos.

Basándose en el papel clave que desempeñan las plaquetas en el apoyo a la metástasis del cáncer en el torrente sanguíneo, el equipo trató de atacar las células tumorales circulantes con su enfoque celular. Las plaquetas 'señuelo' podían competir con las plaquetas normales cuando se unían a las células cancerosas y eran eficaces para prevenir la extrusión de células cancerosas a partir de un modelo de chip microfluídico emulador de la vasculatura.

Además, en un modelo de metástasis, hubo una reducción significativa en la carga de tumores metastásicos establecidos cuando las células cancerosas se introdujeron simultáneamente con plaquetas y señuelos. En el futuro, los investigadores continuarán trabajando en esta tecnología para mejorar el tiempo de circulación en comparación con las plaquetas. También esperan estudiar si las plaquetas pueden usarse como transportadores de medicamentos para tratar las afecciones relacionadas con las plaquetas en el cuerpo.

Para leer más