Publicado 05/10/2020 16:50CET

Desarrollan una tecnología que diagnostica el COVID-19 en apenas 30 minutos

Pruebas del coronavirus, test Covid-19
Pruebas del coronavirus, test Covid-19 - JARUN011/GETTY - Archivo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigación de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pohang (Corea del Sur) ha desarrollado conjuntamente una tecnología que permite a cualquier persona diagnosticar fácil y rápidamente el COVID-19 basándose en la secuencia de ARN del virus.

Esta tecnología puede diagnosticar infecciones en solo 30 minutos, evitando el contacto con pacientes infectados tanto como sea posible. El mayor beneficio es que se puede desarrollar un kit de diagnóstico en una semana, incluso si aparece una nueva enfermedad infecciosa distinta a COVID-19.

La prueba molecular de PCR que se utiliza actualmente para el diagnóstico de COVID-19 tiene una precisión muy alta, pero conlleva un complejo proceso de preparación para extraer o refinar el virus. No es adecuada para su uso en pequeñas aldeas agrícolas o pesqueras, o en clínicas de detección en aeropuertos o autocares, ya que requiere un equipo costoso así como expertos cualificados.

El ARN es un ácido nucleico que media en la información genética o participa en el control de la expresión de los genes. Los investigadores diseñaron el equipo de prueba para producir la reacción de unión del ácido nucleico para mostrar la fluorescencia sólo cuando el ARN COVID-19 está presente. Por lo tanto, el virus puede ser detectado inmediatamente sin ningún proceso de preparación con alta sensibilidad en un corto tiempo. Y es tan preciso como el actual método de diagnóstico de PCR.

Usando esta tecnología, el equipo de investigación encontró el ARN del virus del SARS-CoV-2, la causa de COVID-19, a partir de una muestra real de un paciente en unos 30 minutos. Además, se detectaron cinco virus patógenos y ARNs bacterianos que demostraron la utilidad del kit para detectar patógenos distintos de COVID-19.

Otra gran ventaja de la tecnología es la facilidad de crear el dispositivo de diagnóstico que puede desarrollarse en una forma simple, portátil y fácil de usar. Si se introduce este método, no sólo permite el diagnóstico 'in situ' antes de ir a la clínica de detección o de ser hospitalizado, sino que también permite una respuesta más proactiva a COVID-19 al complementar el actual sistema de diagnóstico centralizado.

Contador