Publicado 09/02/2021 18:48CET

Desarrollan unos stents esofágicos en 3D que podrían mejorar el tratamiento del cáncer de esófago

Los procesos de impresión 3D que combinan medicamentos y dispositivos médicos están al borde de cambiar la forma en que entregamos los medicamentos
Los procesos de impresión 3D que combinan medicamentos y dispositivos médicos están al borde de cambiar la forma en que entregamos los medicamentos - UNISA

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Australia del Sur han desarrollado unos stents esofágicos en 3D que podrían revolucionar la administración de medicamentos de quimioterapia y, por ende, proporcionar un tratamiento más preciso, eficaz y personalizado para los pacientes con cáncer de esófago.

Fabricados con filamento de poliuretano e incorporando el fármaco quimioterápico 5-fluorouracilo (5-FU), los nuevos stents esofágicos son los primeros en contener ingredientes farmacéuticos activos dentro de su matriz. Su composición les permite administrar hasta 110 días de un medicamento directamente en el sitio del cáncer, lo que restringe el crecimiento del tumor.

Además, tal y como han detallado los investigadores en el trabajo, publicado en la revista 'Biomaterials Science', las capacidades de la impresión 3D permiten la creación rápida de stents personalizados con geometrías y dosis de medicamentos específicas para el paciente.

"El tratamiento del cáncer de esófago a menudo es difícil, y el diagnóstico temprano es fundamental para obtener resultados positivos. El síntoma más destacado es la disfagia (dificultad para tragar alimentos o bebidas) que se debe a que las células cancerosas malignas bloquean el esófago. Los bloqueos se alivian comúnmente con un stent esofágico, un pequeño tubo que se coloca en el esófago para mantenerlo abierto, pero estos también pueden obstruirse por la invasión de células cancerosas", han informado los expertos.

En este sentido, los nuevos stents esofágicos cargados con fármacos pueden ayudar a prevenir más bloqueos mediante la administración de fármacos que van directamente al tumor, lo que limita el crecimiento adicional y alivia la presión de la disfagia. "Si bien se necesita más investigación para probar más a fondo los nuevos stents impresos en 3D cargados con fármacos, tenemos la esperanza de que esta nueva tecnología brinde resultados positivos para las personas con cáncer de esófago", han zanjado los investigadores.

Para leer más