Publicado 09/09/2020 7:34:33 +02:00CET

Desarrollan nuevo tratamiento quirúrgico para casos difíciles de apnea obstructiva del sueño

Según un estudio reciente, el tratamiento de pacientes con apnea del sueño moderada o grave con terapia de presión positiva en las vías respiratorias (PAP) se asocia con una reducción de las visitas de atención aguda y los gastos de atención médica.
Según un estudio reciente, el tratamiento de pacientes con apnea del sueño moderada o grave con terapia de presión positiva en las vías respiratorias (PAP) se asocia con una reducción de las visitas de atención aguda y los gastos de atención médica. - ACADEMIA AMERICANA DE MEDICINA DEL SUEÑO - Archivo

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La prueba de una cirugía simple pero efectiva ha llevado a los expertos australianos a promoverla como una opción entre los especialistas de todo el mundo para el manejo de casos difíciles de apnea obstructiva del sueño (AOS), según publican en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

Después de una evaluación rigurosa de la cirugía, se mostraron excelentes resultados en los pacientes con apnea del sueño que no habían podido utilizar el tratamiento de las vías respiratorias de presión positiva continua (CPAP por sus siglas en inglés), y los pacientes lograron alivio de los ronquidos y trastornos del sueño y mejoraron su salud general.

Se estima que casi mil millones de personas tienen AOS en todo el mundo, siendo el tratamiento principal CPAP tolerado por solo la mitad de quienes lo prueban. Casi el 30% de las personas con AOS se despiertan muy fácilmente con un sueño ligero y otros problemas causados por un pequeño estrechamiento de las vías respiratorias.

La técnica quirúrgica de varios niveles que combina una nueva versión de la cirugía del paladar con un procedimiento de lengua de bajo riesgo para crear una vía aérea mejorada resultó en una reducción sustancial en la cantidad de eventos de apnea nocturna y mejoras en la somnolencia diurna y la calidad de vida. Después de extraer las amígdalas, se reposiciona el paladar y se trata la lengua para abrir las vías respiratorias y reducir la obstrucción.

El profesor emérito de la Universidad de Flinders, Doug McEvoy, asegura que la cirugía es prometedora para millones de personas en todo el mundo que sufren de apnea obstructiva del sueño, pero que no pueden adaptarse al uso de una máscara CPAP o un dispositivo similar cada noche.

"Este ensayo es el resultado de amplias investigaciones previas sobre el tratamiento quirúrgico de la apnea del sueño y da nuevas esperanzas a las personas que, sin tratamiento, seguirían sintiéndose somnolientas y deprimidas cada día y podrían ver su vida truncada por los efectos perjudiciales de la interrupción del sueño a largo plazo", dice el profesor McEvoy.

El autor principal de la Universidad de Wollongong, el profesor Stuart MacKay, que presentará el ensayo clínico quirúrgico en el congreso mundial en línea de la Sociedad Respiratoria Europea el 7 de septiembre, dice que alrededor de la mitad de los pacientes a los que se les ha prescrito el tratamiento CPAP no lo están usando de forma consistente a largo plazo.

"Es muy emocionante ver a tantos pacientes dormir mejor por la noche con menos ronquidos y menos riesgos para la salud después de esta cirugía", señala el profesor MacKay.

Contador