Desarrollan una nueva metodología para modificar genéticamente ratones de laboratorio y células humanas

Publicado 20/09/2019 7:17:40CET
laboratorio
laboratorioWIKIMEDIA COMMONS - Archivo

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un equipo dirigido por investigadores del Cedars-Sinai Medical Center, de Los Ángeles, ha diseñado un método rápido para alterar genéticamente ratones de laboratorio que posteriormente se ha utilizado para producir modelos animales personalizados de glioma pediátrico, un método agresivo tipo de cáncer cerebral maligno en niños, según publican en la revista 'Cell'.

El nuevo método supera varios inconvenientes en las técnicas actuales. El objetivo es facilitar que los laboratorios logren resultados precisos y fiables al modificar ratones para estudios de investigación, especialmente aquellos que involucran cánceres provocados por múltiples variaciones genéticas. El método también se puede utilizar para modificar células derivadas del paciente para estudiar enfermedades en una placa de cultivo.

Esta nueva técnica se llaman análisis de mosaico con doble intercambio de casetes mediado por recombinasas, o MADR. "Imaginamos nuestro método como una plataforma en continua evolución --señala Joshua Breunig, profesor asistente de Ciencias Biomédicas en la Junta de Gobernadores del Instituto de Medicina Regenerativa en Cedars-Sinai--. Esperamos seguir incorporando nuevos métodos para crear una especie de navaja suiza para el modelado de tumores, adaptable a muchos tipos de tejidos".

El método MADR consiste en insertar una única copia de material genético en un punto específico de un cromosoma en la célula de un embrión de ratón o ratón recién nacido. Cada alteración genética, o mutación, puede causar que una proteína deje de funcionar o adquiera una nueva función anormal. Usando MADR, los científicos pudieron introducir ambos tipos de mutaciones en el mismo ratón.

Las mutaciones reprodujeron los complejos patrones de expresión génica y la patología encontrada en los tumores de glioma pediátrico de pacientes que proporcionaron el material genético. Además, el método apuntó con precisión a los tejidos correctos, dejando otros tejidos inalterados, destaca Breunig.

Actualmente, los científicos modifican los ratones para la investigación de varias maneras, que pueden incluir el trasplante de células, el uso de virus desactivados para transportar material genético a las células o la cría de animales genéticamente modificados. Estas técnicas pueden presentar imágenes incompletas de tumores, conllevar un riesgo de riesgo biológico, ser costosas y llevar mucho tiempo, o causar cánceres involuntarios en otros tejidos, apunta Breunig, pero MADR está diseñado para superar algunos de estos problemas.

Moise Danielpour, profesor asociado de Neurocirugía en Cedars-Sinai, explica que se necesitan mejores modelos de ratones para comprender enfermedades como el glioma pediátrico, en el que un solo tumor puede contener muchos clones diferentes, cada uno con su propia combinación de mutaciones genéticas y alteraciones vías bioquímicas. Esta complejidad ayuda al tumor a evolucionar para resistir los tratamientos.

"Espero que nuestro nuevo método, al modelar el espectro de heterogeneidad de los tumores, nos ayude a desarrollar nuevas terapias más específicas para el glioma pediátrico, una de las principales causas de muerte por cáncer en niños y adultos jóvenes", expresa.

Breunig añade que el estudio demostró que MADR no sólo alteró con éxito las células de ratón, sino también las células humanas que habían sido modificadas para incluir un sitio receptor apropiado. "Este hallazgo muestra el potencial de los científicos para incorporar MADR en los estudios de 'enfermedad en un plato' que involucran una amplia gama de trastornos", asegura.

Por su parte, Clive Svendsen, director de la Junta de Gobernadores del Instituto de Medicina Regenerativa y profesor de Medicina y Ciencias Biomédicas, señala que modificar el cerebro del ratón con genes humanos involucrados con tumores cerebrales está desempeñando un papel cada vez más importante en el modelado del cáncer.

Contador

Para leer más