Publicado 23/11/2020 16:56CET

Desarrollan una herramienta que predice la evolución de pacientes con COVID-19

Profesional sanitario traslada una cama móvil en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI- del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, integrado en la Red Hospitalaria de Utilización Pública de Catalunya, en Barcelona, Catalunya (España), a 6 de noviembre.
Profesional sanitario traslada una cama móvil en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI- del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, integrado en la Red Hospitalaria de Utilización Pública de Catalunya, en Barcelona, Catalunya (España), a 6 de noviembre. - David Zorrakino - Europa Press

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una nueva herramienta de evaluación desarrollada por investigadores y médicos de Kaiser Permanente (Estados Unidos) ayuda a guiar las decisiones clínicas en Urgencias y predecir con precisión la probabilidad de que los pacientes con síntomas de COVID-19 experimenten una enfermedad grave o incluso la muerte.

La herramienta de evaluación, llamada puntuación COVAS porque analiza las comorbilidades, la obesidad, los signos vitales, la edad y el sexo, ya ha sido incorporada al sistema de registro electrónico de salud en todo Kaiser Permanente en el sur de California. En este estudio, publicado en la revista 'American Journal of Emergency Medicine', el sistema de puntuación COVAS predijo con precisión la probabilidad de muerte o la necesidad de cuidados respiratorios críticos en un plazo de 7 días para los pacientes atendidos en los departamentos de emergencia de Kaiser Permanente en el sur de California.

"He utilizado esta herramienta con éxito con mis propios pacientes en el departamento de emergencias y ayuda a proporcionar la información necesaria para tomar decisiones informadas con los pacientes. Puede ayudar a tranquilizar a los pacientes de bajo riesgo y, alternativamente, puede animar a los de alto riesgo a recibir atención hospitalaria que puede acelerar su recuperación", explica el líder del estudio, Adam Sharp.

Los investigadores llevaron a cabo un estudio retrospectivo de 26.600 visitas a Urgencias de adultos por síntomas sospechosos de COVID-19 en 15 hospitales de Kaiser Permanente en el sur de California entre el 1 de marzo y el 30 de abril, un período de tiempo en el que la propagación sustancial de COVID-19 en la comunidad era frecuente en la región, pero los resultados inmediatos de las pruebas de COVID-19 no lo eran.

Los resultados informan a los profesionales de la salud de primera línea y a los sistemas de salud sobre qué pacientes con síntomas de COVID-19, que incluyen fiebre, tos, dificultad para respirar y fatiga, corren mayor riesgo de muerte o descompensación respiratoria que requeriría ventilación u oxígeno de alto flujo.

Los estudios anteriores se han centrado en los pacientes hospitalizados, con poca información sobre los tratados fuera del entorno hospitalario. En este trabajo se examinan los pacientes del departamento de emergencias con sospecha de COVID-19 y se proporciona información útil a los médicos de primera línea para informar sobre las decisiones de atención, en particular durante las oleadas cuando la capacidad del hospital puede ser limitada.