Publicado 31/08/2021 14:42CET

DerMalawi ha prestado atención dermatológica a un total de 2.600 personas en Malawi en su última campaña

Archivo - 13-year-old Aliya Ali (right) and her friends rents a torch from Solar Money offices in Dzindebvu Village, Kasungu Central Malawi on Thursday 29 April 2021
Archivo - 13-year-old Aliya Ali (right) and her friends rents a torch from Solar Money offices in Dzindebvu Village, Kasungu Central Malawi on Thursday 29 April 2021 - THOKO CHIKONDI - Archivo

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El proyecto DerMalawi, impulsado por la dermatologa Cristina Galván, en colaboración con la Fundación Emalaikat y con el apoyo de Cantabria Labs, ha hecho posible la reciente atención dermatológica a 2.600 personas en Malawi, así como la realización de 42 cirugías en pacientes con cánceres cutáneos, la mayoría pacientes albinos con tumores malignos avanzados.

El proyecto nació hace seis años por los misioneros de la Comunidad de San Pablo Apóstol que trabajaban en Malawi, quienes se percataron del gran número de problemas dermatológicos que existía entre la población de la zona y decidieron buscar ayuda. Así, dieron con la doctora Galván, dermatóloga del Hospital Universitario de Móstoles y profesora de dermatología en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y, con su implicación y la colaboración de Cantabria Labs, el proyecto DerMalawi se puso en marcha.

En los seis años de recorrido del proyecto, se han llevado a cabo 10 campañas de asistencia dermatológica y 2 campañas quirúrgicas. La mayoría de los pacientes que acuden a las visitas lo hacen por enfermedades infecciosas como la sarna, el impétigo o la lepra, o por enfermedades inflamatorias secundarias a la desnutrición y tumores cutáneos.

"La primera vez que viajé a Malawi me quedé impactada porque el gran porcentaje de lo que allí vemos son enfermedades muy normales que conocemos todos, pero que están abandonadas por falta de médicos que les atiendan y de medicamentos que aplicar" explica la dermatóloga, que ha reiterado que la cifra alcanzada en la última campaña se produjo gracias al apoyo de los misioneros y a la ayuda desinteresada de dieciséis dermatólogos comprometidos y voluntarios, así como a un importante equipo humano con representación de Cantabria Labs, que impulsó la formación en formulación de los sanitarios y voluntarios de la zona.

Además, recuerda, durante su campaña 'Stop Sarna' entre 2018 y 2019 atendieron a 45.000 personas en Malawi a través de visitas que realizaron casa por casa y colegio por colegio. Como resultado, los pacientes con sarna descendieron de un 17 por ciento antes de la campaña a un 2 por ciento. Asimismo, la doctora ha destacado que, gracias a la colaboración de Cantabria Labs, han podido construir un quirófano equipado y con acceso a agua y luz donde ya han podido operar.

Además de proporcionar asistencia sanitaria en cada una de sus visitas, su misión es colaborar en la formación al personal sanitario local a través de estrategias de prevención de enfermedades y dotándoles de recursos que les permitan hacer frente de manera autosuficiente a los problemas sanitarios prevalentes en la zona.

Contador