Publicado 02/08/2021 10:49CET

La denervación renal, la alternativa para tratar la hipertensión en pacientes resistentes a la medicación

Archivo - Female nurse checking blood pressure of a senior woman
Archivo - Female nurse checking blood pressure of a senior woman - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / JACOBLUND - Archivo

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Expertos de Medtronic, empresa dedicada a los dispositivos médicos, ha destacado el papel de la denervación renal como alternativa eficaz para tratar la hipertensión arterial en los 660.000 pacientes españoles que no consiguen controlarla con medicación.

En concreto, la denervación renal es una técnica mínimamente invasiva que consiste en introducir un catéter que aplica radiofrecuencia de baja intensidad en las arterias renales. El objetivo es realizar ablaciones de las terminaciones nerviosas simpáticas ubicadas en estas arterias, y de esta manera, inhibir el sistema nervioso simpático, posible causante de la hipertensión. "Es una alternativa terapéutica eficaz y segura", recalca el responsable de la unidad de Coronario y Denervación Renal de Medtronic en España y Portugal, Rubén Arrizabalaga.

Según el último registro de práctica clínica habitual 'Global Symplicity Registry', que analizó a 3.000 pacientes con hipertensión no controlada y otras comorbilidades típicas de estos pacientes, como la enfermedad renal crónica y la diabetes, la denervación renal se asoció con reducciones de la presión arterial clínicamente significativas y sostenidas en una población de pacientes hipertensos durante tres años. De hecho, la técnica proporciona un descenso continuado de la presión arterial incluso en "periodos de alto riesgo", según el informe.

Otro de los problemas que preocupan a los expertos es la falta de diagnóstico de un sector de la población que sufre la enfermedad y que no ha sido diagnosticada. En este sentido, advierten de que, de las 15.646.605 personas hipertensas en España, se estima que solo el 62,6 por ciento han sido diagnosticadas (9.794.775), lo que supone que casi 6 millones de hipertensos no saben que padecen esta enfermedad.