Demuestran la relación entre un mal microbioma y una peor recuperación de un trasplante de hígado

La jefa del grupo de investigación en Microbioma de Vall d'Hebron, Chaysavanh Manichanh, junto a parte de su equipo, que ha realizado el estudio sobre la relación del microbioma y la recuperación de un trasplante de hígado
La jefa del grupo de investigación en Microbioma de Vall d'Hebron, Chaysavanh Manichanh, junto a parte de su equipo, que ha realizado el estudio sobre la relación del microbioma y la recuperación de un trasplante de hígado - HOSPITAL VALL D'HEBRON
Publicado: viernes, 7 junio 2024 10:38

Los pacientes más severos "tienen una mejora más lenta"

BARCELONA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Vall d'Hebron en Barcelona ha realizado un estudio que demuestra la relación entre tener un mal microbioma y una peor recuperación después de un trasplante de hígado, ha informado este viernes en un comunicado.

El estudio, publicado en la revista estadounidense 'American Journal of Transplantation', ha analizado la microbiota de 17 pacientes del hospital antes y después del trasplante manteniendo el seguimiento hasta un año después.

La jefa del grupo de investigación en Microbioma de Vall d'Hebron, Chaysavanh Manichanh, ha afirmado a Europa Press que el estudio avanza hacia el uso de "la microbiota como marcador" para diagnosticar enfermedades hepáticas en la práctica clínica.

Manichanh ha explicado que empezaron el estudio hace unos 5 años utilizando "métodos de biología molecular y secuenciación masiva combinados con la bioinformática" para analizar la microbiota en las heces de los pacientes, así como el grupo de control formado por los familiares y los donantes.

EVOLUCIÓN DE LOS PACIENTES

Los resultados del estudio, también publicados en 'Science Direct', han demostrado que los pacientes con pronóstico leve tenían unos niveles de salud intestinal comparables a su grupo de control un año después de la intervención, mientras que los pacientes más graves continuaban teniendo disbiosis, la alteración en la microbiota bacteriana.

Manichanh ha afirmado que, después del trasplante, todos los participantes en el ensayo experimentaron en general una mejora de la microbiota, "pero los pacientes más severos tienen una mejora más lenta".

MEJOR MICROBIOTA, MEJOR FUNCIÓN HEPÁTICA

La investigación también ha comprobado que el aumento en la calidad y la salud de la microbiota, con mayor diversidad, contribuye a una mejora de los indicadores que certifican un buen funcionamiento hepático.

Por este motivo, Manichanh ha insistido en que el análisis de la microbiota puede convertirse en "un método más que va apoyar y ayudar al diagnóstico, a hacerlo más rápido y más preciso".

Contador