Actualizado 22/11/2010 10:23:29 +00:00 CET

CValenciana.- Sanidad espera que la UPV concluya el informe sobre el edificio de Blasco Ibáñez para ampliar el Clínico

VALENCIA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Sanidad está a la espera de que la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) concluya el informe técnico que está realizando sobre la situación del edificio de la Escuela Técnica Superior de Medio Rural de Blasco Ibáñez para poder ejecutar la cesión de los terrenos y poder comenzar así las obras de ampliación del Hospital Clínico de Valencia, contiguo a este inmueble. Los tres años del compromiso adquirido por el Politécnico para la entrega del inmueble acaban en febrero de 2011, según señalaron a Europa Press fuentes de este departamento.

Precisamente, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, en una respuesta parlamentaria al diputado de Compromís Enric Xavier Morera Català, explica que en febrero de 2008 se firmó un protocolo de intenciones entre la Generalitat y la Universidad Politécnica de Valencia para la adquisición de un inmueble que limita con el Hospital Clínico Universitario de Valencia, a través del cual la Universidad Politécnica se comprometía a vender el inmueble situado en la avenida Blasco Ibáñez, número 21, de Valencia, donde se ubica la Escuela Técnica Superior del Medio Rural y Enología.

Según comunica la propia Universidad Politécnica, señala Cervera, "no es posible realizar la transferencia de la propiedad hasta que no cese la actividad docente". Por ello, hasta que la Universidad Politécnica "no deje sin actividad el inmueble donde se aloja la escuela técnica, no se pueden efectuar la compra, el pago y la transmisión patrimonial".

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, firmó con el rector de la Universitat Politécnica de Valencia, Juan Juliá, el 11 de febrero de 2008 este acuerdo, que permitirá al Hospital Clínico aumentar sus instalaciones un 30 por ciento al ampliar su superficie hasta los 107.697 metros cuadrados.

De este modo, este proyecto, en el que se ha invertido, 52 millones de euros, incluidos los 14 millones de la compra de los terrenos, supondrá crear 120 nuevas habitaciones individuales hasta alcanzar la cifra de 705 camas de hospitalización y duplicar el numero de quirófanos y de consultas de boxes de urgencias. Asimismo, mejorará el servicio de urgencias, con 45 puntos de consulta urgente en especialidades médico-quirúrgicas, 8 de pediatría, 11 de obstetricia y ginecología, y 10 de traumatología.