El Peset crea una tarjeta que informa a pacientes tratados con radioisótopos de cuándo retomar su vida

Actualizado 31/07/2012 12:31:56 CET

VALENCIA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los servicios de Medicina Nuclear y de Protección Radiológica del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia han creado una Tarjeta Dosimétrica Personalizada (TDP) que se entrega a cada uno de los pacientes sometidos a tratamientos con radioisótopos en este hospital público valenciano.

Este documento es el primero de España de estas características que empieza a utilizarse y fue presentado recientemente en el 32º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIM), celebrado en Cádiz.

La Tarjeta Dosimétrica Personalizada diseñada en el Hospital Universitario Doctor Peset contiene información precisa sobre las características del tratamiento al que ha sido sometido el paciente y sobre la dosis de radiación que emite a consecuencia del mismo, según ha explicado la Generalitat en un comunicado.

El objetivo es proporcionar al paciente información personalizada y por escrito de cuáles son exactamente las restricciones en el contacto con las personas de alrededor a consecuencia de la radiación emitida tras el tratamiento y durante cuánto tiempo debe mantenerlas.

Las doctoras del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario Doctor Peset, Elisa Caballero y Mª Dolores Reyes, han señalado que, "hasta ahora, cuando a un paciente se le administraba, por ejemplo, yodo radioactivo para tratar un hipertiroidismo disponíamos de unas instrucciones generales y de unos tiempos estándar para todos en los que se debían observar unas restricciones".

Con este documento "podemos personalizar esos tiempos y estimar y precisar con mayor detalle y de forma totalmente segura cuándo una persona puede volver a hacer vida normal, porque en función de la dosis administrada y de las características biológicas de cada individuo, el radiofármaco se elimina con mayor o menor rapidez", han explicado.

De este modo, según indicado, "se intenta ocasionar al paciente las menores molestias posibles sin prolongar de forma innecesaria el tiempo de incapacidad laboral ni limitar el contacto personal en su entorno familiar más allá del tiempo estrictamente necesario".

RAN ACEPTACIÓN ENTRE LOS PACIENTES

Los tratamientos con isótopos radioactivos se utilizan principalmente para patologías tiroideas --como el hipertiroidismo o el cáncer de tiroides--, tumores neuroendocrinos, algunas patologías articulares o para dolores óseos producidos por metástasis.

El más común de estos isótopos es el yodo radioactivo (131I) que es ingerido por el paciente y se fija en el órgano que deseamos tratar. La parte de esta sustancia que no se absorbe, se elimina del organismo fundamentalmente los primeros días y puede ser contaminante.

Desde que ha empezado a utilizarse la Tarjeta Dosimétrica Personalizada en el Hospital Universitario Doctor Peset, los pacientes han mostrado una "gran aceptación" de este documento, tal y como señalan desde los servicios de Medicina Nuclear y de Protección Radiológica, la característica más valorada por los pacientes es la claridad y concisión de la información expuesta.

Asimismo, también se valora el hecho de que esta tarjeta personalizada responde muy concretamente a las condiciones familiares --convivencia con bebés o embarazadas y vida sexual--, sociales --viajes que impliquen presencia de monitores de radiaciones en aeropuertos, compromisos sociales--, médicas --otros procedimientos clínico-quirúrgicos-- y laborales --la duración de una baja laboral por causa dosimétrica varia en función del tipo de trabajo-- en el momento del tratamiento.

REQUISITOS

Para la elaboración de la Tarjeta Dosimétrica Personalizada de cada paciente se requiere, en primer lugar, cumplimentar una encuesta de actividades de la vida diaria diseñada para conocer los aspectos de la vida del paciente sometidos a normas de Protección Radiológica.

En segundo lugar, hay que monitorizar la tasa de dosis de radiación que emite el paciente durante los días posteriores al tratamiento. Por último, se debe calcular que los tiempos de restricción se ajusten a los límites de dosis marcados por la ley.