Actualizado 18/11/2010 13:13 CET

El Hospital Doctor Peset de Valencia coloca dos válvulas aórticas a través de la arteria femoral

VALENCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia ha colocado dos válvulas aórticas usando un catéter a través de la arteria femoral, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Se trata de una novedosa técnica quirúrgica que se conoce con el nombre de reemplazo o implante de válvula aórtica transcatéter (TAVI por sus siglas en inglés) y hasta la fecha, nunca se había realizado en un hospital que no contase con la especialidad de Cirugía Cardiovascular.

Los dos pacientes intervenidos, una mujer de 87 años y un hombre de 84 años, sufrían una estenosis valvular aórtica, es decir, un estrechamiento u obstrucción de esta válvula que regula el flujo de sangre desde el ventrículo izquierdo del corazón a la arteria aorta.

Esta patología, provocada por la acumulación de calcio y el crecimiento del tejido fibroso sobre la válvula aórtica, hace que el ventrículo izquierdo deba esforzarse más para bombear la sangre y, con el tiempo, el músculo cardíaco se debilita y produce una serie de síntomas como dificultad para respirar, dolor de pecho (angina), mareos y desmayos.

El reemplazo de la válvula aórtica se realiza tradicionalmente en una intervención a corazón abierto que suele durar entre tres y seis horas. Esta intervención se practica en quirófano con anestesia general y debe llevarse a cabo por parte de cirujanos cardiovasculares. Los pacientes suelen permanecer hospitalizados como mínimo 10 días.

Sin embargo, según ha explicado señala el doctor Adolfo Rincón de Arellano, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Doctor Peset, este tipo de cirugía "está contraindicada en pacientes de edad avanzada (generalmente mayores de 80 años), en personas con problemas respiratorios o con enfermedad renal o en pacientes intervenidos previamente en los que se desaconseje una nueva cirugía".

El reemplazo de válvula aórtica transcatéter que realizó el Hospital Universitario Doctor Peset la pasada semana es la "mejor alternativa" para este tipo de pacientes, puesto que se realiza en la Unidad de Hemodinámica utilizando sedación, sin anestesia general y sin grandes incisiones.

Esta intervención consiste en introducir una válvula plegada a través de una pequeña incisión en la arteria femoral y conducirla con un catéter usando imágenes de radioscopia hasta el anillo valvular aórtico. Una vez allí, la válvula, que es autoexpandible, se despliega sobre la válvula nativa y asume sus funciones para resolver, así, el problema de una estenosis aórtica grave.

Las dos primeras intervenciones de este tipo realizadas en el Hospital Universitario Doctor Peset tuvieron una duración de entre 90 y 120 minutos y contaron con la ayuda del doctor José María Hernández, jefe de la Unidad de Hemodinámica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y uno de los mayores expertos españoles en esta técnica.

Las válvulas aórticas autoexpandibles que se implantaron están fabricadas de pericardio porcino y van sujetas con un stent (una especie de malla) de nitinol (una aleación de níquel).

Tras la intervención, los pacientes permanecieron 48 horas en la Unidad de Reanimación para controlar el ritmo de su corazón. Después fueron trasladados a la planta de Cardiología para control clínico y ecocardiográfico antes de ser dados de alta.

"Con el uso de esta técnica sometemos al pacientes a un menor riesgo quirúrgico y, además, se trata de un procedimiento que, una vez instaurado, se realiza con mayor facilidad y rapidez que la cirugía abierta tradicional", ha explicado el doctor Rincón de Arellano.